1-1. Brasil empató ante un inofensivo equipo boliviano

Por domingo 9 de octubre, 2005

La Paz,(EFE).- Brasil empató hoy con Bolivia 1-1 apelando a un juego simple y contundente y sepultó en el fondo de la tabla de clasificación a un inofensivo equipo que nunca hizo prevalecer su condición de anfitrión en el otrora temido estadio Hernando Siles.

Lejos del brillo y la calidad que exhiben generalmente los equipos brasileños, la escuadra de hoy fue utilitaria, se metió atrás y apretó el acelerador sólo cuando consideró que era necesario.

Con esa directriz se movió el once dirigido por Carlos Alberto Parreira en los dos tiempos del encuentro ante un conjunto local inerme que está muy lejos de las gloriosas jornadas en las que casi era imbatible en su feudo de La Paz.

Abrió la cuenta Juninho Pernambucano (m.26) con un espectacular remate de tiro libre desde fuera del área y a partir de ese momento los brasileños jugaron como el gato con el ratón, dosificando el fútbol, sin esforzarse demasiado y desesperando a un rival sin ideas.

Bolivia tuvo sus mejores momentos en el inicio de la segunda etapa cuando intentó abrir la cancha para aprovechar la velocidad de sus puntas Joaquín Botero y José Alfredo Castillo, que ingresó en reemplazo de Limberg Gutiérrez.

Fruto de esa presión llegó el gol del empate boliviano en una jugada colectiva que capitalizó precisamente Castillo (m.49) con un remate dentro del área.

Parreira percibió la presión boliviana desde el banquillo y mandó a la cancha a dos centrocampistas de contención y especialistas en congelar el fútbol, como Gustavo Nery y Alex, y las cosas volvieron a su lugar, con un Brasil práctico y con oficio, y una Bolivia desesperada, sin ideas.

Los hinchas que asistieron al Hernando Siles se fueron entre rechiflas por la baja actuación del equipo nacional y por la frustrante campaña en la eliminatoria sudamericana, pidiendo a gritos un cambio urgente en el fútbol del país.

Brasil fue muy eficaz en el juego colectivo pero en el individual, donde generalmente da un gran espectáculo, no cumplió con las expectativas porque no apareció nunca la magia de Robinho ni la calidad de Adriano, los dos únicos titulares habituales de la poderosa escuadra "canarinho".

Alineaciones:

1. Bolivia: Carlos Arias; Miguel Hoyos (m.45, Daner Pachi), Doile Vaca, Ronald Raldes, Sergio Jauregui; Gonzalo Galindo, Luis Héctor Cristaldo, Carmelo Angulo, Julio César Baldivieso; Limberg Gutiérrez (m.45, José Alfredo Castillo) y Joaquín Botero (m.76, Líder Paz). Entrenador: Ovidio Messa.

1. Brasil: Julio César; Cicinho, Luisao, Roque Junior, Gilberto (m.58, Alex); Gilberto Silva, Renato (m.58, Gustavo Nery), Juninho Pernambucano (m.76, Julio Baptista), Ricardinho; Adriano y Robinho. Entrenador: Carlos Alberto Parreira.

Goles: 0-1, m.26: Juninho Pernambucano; 1-1, m.49: José Alfredo Castillo.

Arbitro: Jorge Larrionda, de Uruguay, asistido en las bandas por sus compatriotas Fernando Cresci y Walter Rial. Amonestó a los bolivianos Limberg Gutiérrez (m.25) y Luis Héctor Cristaldo (m.52); y al brasileño Roque Junior (m.31).

Incidencias: Partido correspondiente a la penúltima jornada de las eliminatorias sudamericanas del Mundial 2006, disputado en el estadio Hernando Siles de La Paz, ante unos 20.000 espectadores. EFE