100 años del negocio de las drogas y tiene un saldo negativo para los gobiernos

Por Carlos Luis Baron lunes 6 de febrero, 2012

El negocio ilícito de las drogas tiene en este mundo cien años, aunque en los últimos 40 ha sido que la lucha de los gobiernos se organizó con duras leyes, persecución y una fracasada labor preventiva. La ley y el orden han sido desbordados por todas partes por el crimen organizado, ahora entrelazado de un país a otro, desde Rusia, Europa, Estados Unidos, hasta Sur América y el Caribe.

Sencillo, los gobiernos han fracasado y en esta lucha contra el ilícito negocio de las drogas en el mundo, con brutales resultados en México, Estados Unidos y Colombia. Un nuevo debate, iniciativa del gobierno de Perú, se abre pero en todos los estamentos y organismos internacionales responsables de la lucha antinarcóticos. Ese debate apunta a una revisión del método usado hasta ahora. Nada fácil negociar con criminales, pero se busca legalizar con normas de salud y comercialización legales entre otras alternativas. ¿Por qué en sus primeros 60 años este vil negocio no causo la tragedia que ahora vivimos? No hubo en ese entonces miles de millones de estos tiempos ni las muertes, ni mucho menos los millones de enfermos a causa del consumo ilegal de drogas.

Todo indica que al menos necesitamos en los foros internacionales un nuevo debate para fijar una revisión rápida a esta lucha, justa en sus propósitos pero fracasada en los resultados. Necesitamos voluntad política de los actores, al margen del crimen organizado. Existen causas colaterales de desempleo, corrupción, educación y responsabilidad social que son miles de los contras que tenemos que resolver para quitarle oxigeno a los ilegales del negocio más dañino en la sociedad moderna. Necesitamos la apertura de los debates entre los responsables de esta lucha contra el narcotráfico, hasta ahora, casi fracasada en todas las latitudes de este mundo.

De todas maneras el consumo es dañino para la salud, aun este sea regulado y legal. ¡Qué problema!

El autor es periodista