2-0. Argentina supera sin brillo a un rival inconsistente

Por domingo 9 de octubre, 2005

Buenos Aires,(EFE).- La selección argentina se despidió hoy de su público, antes de participar en el Mundial de Alemania 2006, con una opaca victoria sobre Perú (2-0), en un partido de las eliminatorias sudamericanas en el que Lionel Messi fue la figura.

El juvenil de 18 años, jugador del Barcelona, debutaba en un estadio de su país y con su actuación ha confirmado que es fijo en la lista de 23 futbolistas que el seleccionador llevará a la cita alemana.

Un tanto de penalti (Riquelme) y otro en propia meta (Guadalupe) dieron la victoria al equipo albiceleste, que controló el juego desde el principio al fin pero que lució poco efectivo frente a la portería de un rival inconsistente.

Argentina ejerció un temprano dominio del juego, con la dinámica y la inventiva de Lionel Messi, la creatividad de Riquelme y con una prometedora labor ofensiva de Kily González y "Juanpi" Sorín, frente a un rival que cedió terreno con una curiosa generosidad para jugar sólo delante de su área.

Perú fue un equipo desmotivado, sin sueños ni ilusiones. Argentina todo lo contrario, aunque tardó 20 minutos en llegar con posibilidades a la portería de Butrón.

Al profundizar el conjunto local su juego de ataque, el portero peruano salvó la caída de su meta a los 21 al parar un cabezazo de Sorín y el defensa Guadalupe cortó una entrada de Crespo a los 22 que parecía tener destino de gol.

Después, los argentinos intentaron con varios recursos, incluso con tres remates libres de Riquelme por faltas contra Messi -que intentó romper los moldes que hacían de Argentina un equipo previsible-, con poca consistencia, escasa sorpresa y, en consecuencia, sin éxito.

Los peruanos tenían entendido que el portero argentino era Abbondanzieri, pero tardaron 45 minutos en comprobarlo, cuando Paolo Guerrero entró al área y fue víctima de una falta por parte del meta albiceleste que el árbitro dejó pasar.

Antes de ello, nada. Unicamente una excesiva dedicación al bloqueo, al corte, a rechazar lo que llegara a sus dominios, sin construir juego y sin interés por la posesión de la pelota en el centro del campo.

La salida al campo de Carlos Tevez movilizó a Argentina en la segunda parte, en momentos en que la selección peruana comenzaba a abandonar su postura contemplativa. Entre los 62 y 66 minutos el meta Butrón paró tres intentos locales, uno ante Tevez, el segundo frente a Riquelme y el tercero facilitado por la tardía llegada de Crespo a un balón profundo.

Y a los 72 Abbondanzieri tapó un remate violento de Guerrero, a la salida de un tiro libre. En la respuesta argentina, hubo cuatro tres balones que los peruanos mandaron al córner, dos de ellos ante remates de Messi, cuya nivel de juego creció en la segunda parte y fue clave en la victoria.

Butrón comenzaba a convertirse en la figura del encuentro al tapar un remate de cabeza de Crespo a los 75 y otro a Riquelme a 77, pero cometió una falta contra Messi a los 79 y se tuvo que ir del campo expulsado. Riquelme convirtió el penalti en gol a los 81.

Sobre el final, el zaguero Guadalupe marcó en propia meta el segundo tanto argentino.

Alineaciones:

2. Argentina: Roberto Abbondanzieri, Fabricio Coloccini, Roberto Ayala, Gabriel Milito, Juan Pablo Sorín, Luis González, Sebastián Battaglia, Kily González (m.58, Carlos Tevez), Juan Román Riquelme (m.84, Mario Santana), Lionel Messi y Hernán Crespo.

0. Perú: Leao Butrón; John Galliquio (m.88, Junior Ross), Luis Guadalupe, Alberto Rodríguez, Martín Hidalgo; Jorge Soto, Marko Ciurlizza, Rainer Torres, Julio García (m.80, Erik Delgado); Paolo Guerrero y Jefferson Farfán (m.82, Juan Cominges).

Gol: 1-0, m.81: Riquelme, de penalti. 2-0, m.91: Guadalupe, en propia meta.

Arbitro: Carlos Torres (PAR), asistido por sus compatriotas Amelio Andino y Manuel Bernal. Amonestados: Rodríguez, Guerrero, Coloccini. Expulsado: Butrón, con roja directa.

Incidencias: Partido de la penúltima jornada de las eliminatorias sudamericanas del Mundial de Alemania 2006 disputado en el estadio Antonio Liberti, "Monumental", de Buenos Aires ante unos 45.000 espectadores. EFE