829-917-7231 | 809-866-3480

Entidades buscan adaptar agricultura de República Dominicana al cambio climático

Por jueves 21 de marzo, 2013

SANTO DOMINGO.- La República Dominicana dejó constituido el Nodo de la Red Científico-Técnica Internacional para la Adaptación de la Agricultura Dominicana al Cambio Climático (PRICA-ADO), a través del cual el país podría recibir recursos económicos para impulsar el desarrollo de las actividades agropecuarias.

Para la conformación del nuevo programa, el ministro Agricultura, Luis Ramón Rodríguez; el representante en el país del Instituto Interamericano de Cooperación Agrícola (IICA), Manuel David Hermosillo; el viceministro ejecutivo del Consejo para el Cambio Climático y Mecanismo de Desarrollo Limpio, Omar Ramírez, y otras instituciones académicas, firmaron un convenio de constitución para definir sus mecanismos de gobernanza y la agenda para el periodo 2012-2013.

El objetivo general del convenio es generar información entre académicos, investigadores y/o técnicos institucionales en los distintos niveles administrativos territoriales del país, para generar información, desarrollar y/o fortalecer capacidades, y apoyar la formulación de las políticas públicas en la gestión territorial de los procesos de adaptación de la agricultura (incluyendo la silvicultura y la ganadería) a los efectos del cambio climático.

En la firma del convenio estuvieron representantes de las universidades Autónoma de Santo Domingo (UASD), Nacional Pedro Henríquez Ureña (UNPHU), del Instituto Agrario Dominicano (IAD), el Banco Agrícola, el Instituto Dominicano de Investigaciones Agropecuarias y Forestales (IDIAF), el Consejo Nacional de Investigaciones Agropecuarias y Forestales (CEDAF) y otras instituciones.

El ministro Rodríguez expresó que el cambio climático representa una seria amenaza para las sociedades de los pequeños estados insulares, de los que forma parte la República Dominicana, por sus múltiples impactos en la población y en los sectores productivos, especialmente el agropecuario.

Dijo que el sector agropecuario es particularmente vulnerable al cambio climático por su alta dependencia del clima, por lo que requiere ser atendido con prioritario frente a los impactos que el calentamiento global podría generar sobre el.

“El cambio climático, como verdad indiscutible, pone en riesgo la viabilidad del desarrollo y la supervivencia de nuestros pequeños y medianos productores agropecuarios, y ante el cual se deben tomar acciones”, manifestó Rodríguez.

Tras la firma del convenio, quedó integrado un Comité de Dirección provisional del Nodo Internacional de la Red, encabezado por el ministro Rodríguez, y compuesto, además, por Rafael Pérez Duvergé, del IDIAF; Mateo Aquino Febrillet, de la UASD, y Juan José Espinal, representante de la Sociedad Civil.