21 ancianos canadienses mueren ahogados en lago de Nueva York

Por martes 4 de octubre, 2005

NUEVA YORK._ 21 turistas ancianos procedentes de Canadá, murieron ahogados en un lago de la parte montañosa alta de Nueva York, cuando una pequeña embarcación en la que hacían un tour por las profundas aguas del Lago George en el condado Warren, se volcó, yéndose a unos 70 pies al fondo.

Los periódicos Glen Falls Post Star y Union Times de Albany, informaron ayer domingo que el bote, de 12 metros de largo, transportaba 50 personas y se fue a pique después de las 4 de la tarde, pereciendo parte de los ocupantes.

El accidente, según el sheriff de Warren, Larry Cleveland, pudo haber producido por el roce de otra embarcación. El lago George es el principal atractivo turístico de la zona, situada a unos 80 kilómetros de Albany, la capital de Nueva York y varias compañías organizan paseos para turistas internos y externos.

Desde Canadá, miles de ellos se desplazan principalmente en verano en el área, dada la proximidad de Albany, con Buffalo, ciudad fronteriza con los canadienses.

El lago está en las montañas de Adirondack, un poblado rural que se encuentra en la ruta hacia Albany. En el momento del accidente, el clima, era perfecto para ese tipo de travesía: cielo despejado y 70 grados Fahrenheit de temperatura.

La empresa que opera el bote”Shoriline Cruise”, ha guardado silencio hasta ahora sobre el accidente. Del total de pasajeros en el barco colapsado, 47 eran ancianos turistas de Canadá. El lago divide linealmente a los estados de Nueva York y Vermont.

El capitán de la embarcación, que era el único tripulante, pudo sobrevivir, dijo el jefe de los sheriffs, agregando que éste es muy apreciado por los oficiales de la ley en la zona.

La embarcación que lleva el nombre de “The Ethan Allen”, se fue al fondo del lago a 70 pies de profundidad, por lo que provocó el ahogamiento de los ancianos.

Media docena de buzos y varios botes de la policía, se movilizaron en el agua para rescatar los cadáveres. La temperatura acuática era de 68 grados, pero los oficiales tratan de averiguar si una embarcación más grande que produjo altas olas, pudo ser la única causa de la tragedia.

Mientras tanto, los muertos que iban siendo rescatados, eran depositados en la playa en bolsas blancas de plástico, en un macabro y horrendo espectáculo, que ha conmovido a los residentes aledaños, poco acostumbrados a tragedias de esa magnitud.