4-0. Francia saca boleto para Alemania pero juego despierta dudas

Por miércoles 12 de octubre, 2005

Paris-4 – Francia: Coupet; Sagnol, Thuram, Boumsong, Gallas; Wiltord (Giuly, m.60), Vieira (Diarra, m.25), Dhorasoo, Zidane; Govou (Jurietti, m.93), Cissé.

0 – Chipre: Morfis; Ilia, Lambrou, Louka, Garpozis (Maragkos, m.46); Charalambides, Charalambous, Makrides (Nikolau, m.80), Krassas; Yiasemi (Filaniotis, m.63), Aloneftis.

Goles: 1-0, m.29: Zidane; 2-0, m.32: Wiltord; 3-0, m.44: Dhorasoo; 4-0, m.84: Giuly.

Arbitro: Wolfgang Stark (GER), amonestó a Morfis, Elia y Makrides.

Incidencias: Partido correspondiente a la fase de clasificación del Mundial de 2006 disputado en el Estadio de Francia de Saint-Denis ante unos 75.000 espectadores.

Comentario:

Francia logró la clasificación para el Mundial del año próximo tras golear a Chipre (4-0) que fue suficiente sólo porque Suiza no ganó en Irlanda, pero que no despejó las dudas que rodean a la selección gala desde que Raymond Domenech está a su frente.

Zinedine Zidane abrió a la media hora de juego el marcador y encarriló una victoria que todo el mundo daba por segura, pero que los "bleus" llegaron a poner en duda en los primeros 30 minutos ante las dificultades que mostraron.

Francia podrá conformarse con haber evitado la repesca, pero no podrá estar conforme con su juego.

Incapaces de crear peligro en un repleto Estadio de Francia, ante una selección semi-profesional, Francia fue incapaz de conseguir los cinco goles que se había marcado como objetivo, una diferencia que le hubiera dado la primera plaza incluso en caso de victoria por 0-1 de Suiza, en Lansdowne Road.

Francia sacó billete para Alemania pero no lo hizo con grandeza. Pese a que con Zidane ha recuperado parte de su personalidad, no es un equipo fiable. Los galos no han perdido desde que el madridista decidió este verano volver a la selección. Pero "Zizou" mantiene la duda de si estará en el Mundial.

Sin sus dos delanteros habituales, Thierry Henry y David Trezeguet, el equipo tuvo problemas constantes para superar la pegajosa defensa chipriota.

Djibril Cissé estuvo especialmente fallón y erró no menos de una docena de ocasiones, entre ellas cinco "mano a mano" con Morfis, que amargó la noche al delantero del Liverpool, falto de confianza porque Rafa Benítez no le pone en su once y que acabó con la paciencia del público de Saint-Denis, que pagó con silbidos su desacierto de cara al gol.

La presión de la grada terminó desquiciando al jugador y, pese a que todo el equipo se volcó para que lograra un tanto que le reconciliara con el público, el delantero siguió fallando, atenazado por los nervios.

Francia no funcionó colectivamente y sus jugadores no marcaron la diferencia de forma individual, hasta que apareció Zidane, que con mucha calidad controló con el pecho un pase de Sagnol y batió a Morfis.

Sin tiempo para reponerse del golpe, los chipriotas se encontraron tres minutos después con el segundo tanto, obra de Sylvain Wiltord, que abrió el camino de la goleada. Vikash Dhorasoo marcó el tercer al filo del descanso.

Francia comenzó la segunda mitad con el objetivo de lograr dos nuevo goles, pero el escenario no cambió con respecto al primer tiempo. Cissé siguió fallando y el juego colectivo brilló por su ausencia.

Pendientes de Dublín, los espectadores asistieron a la impotencia de su equipo. Una combinación entre Cissé, Zidane y Ludovic Giuly permitió al barcelonista lograr el cuarto tanto, que abría las puertas al resultado buscado por los "bleus". Un resultado que no hizo falta porque llegaron buenas noticias desde Irlanda. EFE.