70,000 Alfabetizados ¿Para qué?

Por El Nuevo Diario martes 20 de agosto, 2013

Danilo Medina se ha comprometido a concentrar esfuerzos y recursos para erradicar el analfabetismo en la República Dominicana; es parte del modelo de desarrollo que pretende implementar para romper con la inequidad social que ha imperado y ha relegado a la pobreza a centenares de dominicanos. La educación es la base del desarrollo, ha planteado Danilo.

A un año de su gestión presidencial, han integrado al campo de la lectura y la escritura alrededor de 70 mil personas que ya hoy cuenta con habilidades de graficar sentimientos y expresar ideas, a la vez que pueden visibilizar y cuestionar la realidad de su entorno socioeconómico que le ha empobrecido y le había negado la posibilidad de acceder a un derecho tan fundamental para ser ciudadanos reales.

¿Basta con saber leer y escribir? ¡No! y Hay que escribir que: "…La alfabetización es más, mucho más que leer y escribir. Es la habilidad de leer el mundo, es la habilidad de continuar aprendiendo y es la llave de la puerta del conocimiento" una frase muy elocuente del brasileño Paulo Freire y que por supuesto todos y todas deberíamos tener muy presente.

Quisqueya Aprende Contigo ha sido un hecho sin precedente en franco cumplimiento de la palabra empeñada ante las promesas electorales. Y en el marco de la celebración de su primer año de gestión gubernamental Danilo ha logrado configurar rostros esperanzadores en aquellas familias que no habían tenido la oportunidad de aprender a leer y escribir. La semilla de la educación ha sido sembrada, y se abren nuevos caminos para hacer de este país una sociedad más inclusiva, como la pensara don Juan Bosch, siguiendo los pasos de Los Trinitarios.

El mandatario ha encontrando receptividad de toda la sociedad en este importante punto de su agenda. El apoyo de todas las organizaciones no gubernamentales y una gran parte de la sociedad que ha servido de voluntario/a desde que fuera anunciado su plan de alfabetización es una muestra de que todavía las esperanzas no han perdido su razón de ser y que es posible construir un mejor país.

Un objetivo importante de cualquier sociedad debe ser lograr alfabetizar a su población y lograr su profesionalización para integrarla al mundo de la producción de bienes y saberes. Saber leer y escribir, es mostrar la importancia que esto permite a cada uno de los niños, niñas, adolescentes, jóvenes y adultos para acceder a sus derechos ciudadanos; pero no podemos perder de vista que para poder cosechar los frutos del germen de esta semilla, no basta con saber leer y escribir. Es que saber leer y escribir supone un gran paso para que cada ser humano se sienta útil a la sociedad, pero si no acompañamos en el proceso continuo de su formación, el esfuerzo será en vano.

El proceso enseñanza aprendizaje de leer y escribir parece simple, pero va más allá de la complejidad. Hoy, aprender a leer y escribir supone saber llenar un formulario, interpretar artículos de opinión, libros de textos; conocer de manejo de cheques y saber de computadora. Hoy, hemos logrado alfabetizar unos 70 mil dominicanos y dominicanas. El Estado Dominicano debe continuar esta ardua labor de seguir enseñando y capacitando nuestro pueblo, pero sobre todo, ir insertando a los graduandos del programa Quisqueya Aprende Contigo a procesos de alfabetización digital y productiva.

Haber aprendido a leer y escribir les ha cambiado el rostro de su vida a estos alfabetizados, les abre puertas para mejorar sus condiciones sociales, pero su real inserción la lograremos en la medida en el que continuemos alfabetizándoles, hasta lograr que sus conocimientos le permitan continuar por si solos la ruta educativa y saber que el mundo de hoy gira en torno a un computador, por lo que es necesario insertarles al mundo básico de la tecnología, una especie de alfabetización en el uso de las TIC para ir cerrando la brecha digital entre pobres y ricos. Esto permitirá crearles, a estos graduandos, mejores escenarios de oportunidades en una sociedad tan desigual como la nuestra.

Asumamos este nuevo reto. ¡Ya era hora! ¡Continuemos Alfabetizando! ¡Manos a la Obra, que bajo cualquier circunstancias, es pa’ lante que vamos!