A concertar

Por Carlos Luis Baron miércoles 3 de octubre, 2012

La concertación debe ser la consigna en el momento histórico que vive la sociedad dominicana. Sin concertación, estaremos atados a las rocas que impiden que el velero del desarrollo arranque.

La concertación es fácil de escribir, pero difícil de hacer cumplir. Porque se tiene que llegar a acuerdos entre todos los sectores sociales, y dónde cada quién pueda hacer sus aportes.

Creemos que la consigna de todos los dominicanos debe ser la concertación. Por eso nos unimos a conformar una mesa de diálogo, donde el punto inicial sea comenzar la reunión, y discutir los problemas, de cara a cara.

La sociedad dominicana necesita que se trabaje para lograr su institucionalidad. No puede seguir siendo un conglomerado donde todo el mundo quiera hacer lo que le venga en gana.

Las sociedades se rigen por los principios éticos, por el levantamiento de la moral, por el respeto al derecho de cada uno de los ciudadanos, sin importar sus posiciones políticas o sociales.

La responsabilidad para lograr la institucionalidad nacional corresponde a cada persona, sin importar la posición social que tenga, el cargo que ocupe, o el sector empresarial a que pertenezca.

Una parte sensible es responsabildiad del Estado, y estamos seguros que el Presidente Danilo Medina cumplirá con su misión de lograr la institucionalidad del país.

No es tarea fácil, porque donde cada cual se cree con el derecho de hacer lo que le venga en gana, solo la real imposición de la ley, y la responsabilidad de los ciudadanos, permitirá mantener los equilibrios.

Y de eso se trata, sin ser un equilibrista, que se pueda haber respeto y equidad entre todos los sectores sociales. No es una tearea única de la persona que ocupe el Palacio Nacional, sino de todos los ciudadanos.

Para comenzar, vamos a tratar de mejorar los derechos fundamentales del ser humano, que van unidos a su libertad plena, pera para ello tiene que tener alimentación, educación y salud.

Los empresarios y el gobierno deben llegar a acuerdos que permitan seguir ampliando los programas trazados en torno a la alimentación, la educación y la salud. Son renglones básicos, y sumamente importantes en el desarrollo nacional, y en torno a ellos no puede haber pausas para su ejecución.

Cuando se torna que ya es prácticamente imposible impedir que haya un reajuste de los impuestos, es necesario que se proteja la comida y la salud de los pobres. Quiera decir la canasta popular y los hospitales del Estado.

Lo ideal sería que por el resto del año, y en espera del nuevo presupuesto, no ocurran cambios impositivos hasta el 2013, para de esa forma ir creando las bases de fortaleza a la economia popular.

Con los empresarios hay que ponerse de acuerdo, porque hay muchos que son meros evasores de impuestos, y nunca cumplen con sus obligaciones para con el Estado. Debe haber un diálogo abierto y sincero con los empresarios que se presuma que evaden impuestos.

Pero la palabra central para hoy tiene que ser la concertación. La sociedad dominicana lo que necesita es una amplia concertación nacional, que vaya en mejoraría de los intereses de las grandes mayorías nacionales.

Esa concertación tiene que contar con la participación de los grupos populares, los partidos políticos, los empresarios, el gobierno, y las personalidades individuales.

Si concertamos, se comenzarán a solucionar muchos problemas nacionales. ¡Adelante!.