A falta de Federer, Nadal asume su condición de figura

Por domingo 16 de octubre, 2005

Madrid,(EFE).- El español Rafael Nadal tiene asumido que es la estrella y la gran atracción del Masters Series de Madrid, el penúltimo torneo del año de esta categoría que dotado con 2,082 millones de euros comienza mañana lunes en las instalaciones del Madrid Arena.

Los diez títulos conseguidos por el español en esta temporada (Costa do Saupie, Acapulco, Montecarlo, Barcelona, Roma, Roland Garros, Bastad, Suttgart, Montreal y Pekín) confieren a Nadal ese merecido protagonismo en el antiguo Rockódromo, aunque él es también consciente que la ausencia del suizo Roger Federer le ha convertido de rebote en el primer favorito de una competición en la que el pasado año estuvo pendiente de entrar con una invitación especial.

De una temporada a otra, la irrupción de Nadal ha sido todo un fenómeno. De rondar cerca del puesto 50 en busca de su primer título ahora es el número dos del mundo. Unico rival capaz de soportar el vendaval Federer (11 títulos) y único con el helvético de disponer ya, matemáticamente asegurada, su plaza para la Copa Masters de Shanghai.

Sus rodillas se han resentido de este esfuerzo, especialmente después de triunfar en el torneo de Pekín y de defender al límite de sus fuerzas a España en la eliminatoria de Copa Davis contra Italia en Torre del Greco. La tendinitis que sufre, especialmente en la izquierda, protegida siempre que se encuentra fuera de la pista por una bolsa de hielo, es una rémora. Pero ha descansado dos semanas y media tras borrarse del cuadro de Viena y su fe es la que le mueve.

Además tendrá tiempo de recuperarse pues no jugará hasta el miércoles contra el ganador del encuentro entre el alemán Victor Hanescu y un jugador procedente de la fase previa. También tiene previsto actuar en el doble, haciendo pareja con Feliciano López.

El torneo se ha visto deteriorado por las bajas de varios nombres que suelen dar ese atractivo a las grandes competiciones. Roger Federer, el australiano Lleyton Hewitt, el estadounidense Andre Agassi, campeón en el 2002, el ruso Marat Safin, actual defensor del título y el francés Richard Gasquet, que no podrán acudir a un evento que se hizo más famoso aún por la polémica desatada el pasado año al contratar modelos recogepelotas. Este año ellas estarán presentes en dos partidos diarios.

Nueve españoles (Nadal, Carlos Moyá, Tommy Robredo, Feliciano López, Juan Carlos Ferrero, Alberto Costa, David Ferrer, Fernando Verdasco y el ganador del Alberto Martín-Nicolás Almagro), parten de salida entre el grupo de aspirantes. De ellos tres son favoritos, Nadal (1), Ferrer (11) y Robredo (13) y todos ellos van por la misma parte del cuadro.

Ferrero, ganador en el 2003, cuando lució su condición de número uno del mundo, llega a Madrid a falta de haber redondeado su gran actuación en Viena, donde sólo fue superado en la final por el croata Ivan Ljubicic en tres sets. El valenciano disputó también la de Barcelona, pero allí Nadal se apuntó la victoria. Le falta en esta sesión un título que reforzaría su moral, y sin duda le haría reencontrar su mejor tenis, pero de salida tendrá en Madrid un rival temible, el bielorruso Max Mirnyi, uno de los cañoneros del circuito integrante del equipo de su país con el que España iniciará la Copa Davis en el 2006.

Para el veterano Albert Costa, ganador de Roland Garros en el 2002 y campeón de Copa Davis, Madrid puede ser su último escenario y despedida. Costa apostó por ser capitán de Copa Davis y fue superado por Emilio Sánchez Vicario. Ahora, invitado especial de la organización, se enfrentará contra un jugador de la fase previa en el que pudiera ser su último torneo.

Si España es el país con mayor número de representantes, el tenis argentino le sigue con siete, y cuatro de ellos cabezas de serie: Guillermo Coria (4), David Nalbandian (5), Mariano Puerta (6) Gastón Gaudio (7), José Acasuso y dos más, Juan Ignacio Chela y Agustín Calleri que han superado la fase previa. El contingente suramericano se ve reforzado con el chileno Fernando González (15) y el chileno Nicolás Massu, finalista en el 2003, y esta vez invitado especial.

Puerta, finalista de Roland Garros ante Nadal, compite en Madrid tras conocer su caso de positivo por etilefrina en la capital parisina destapado por el diario L'Equipe, algo que de confirmarse sentenciaría el final de su carrera, pues la sanción sería de por vida. Está exento en la primera ronda, y su primer rival será el que salga del duelo entre Mirnyi y Ferrero precisamente.

El estadounidense Andy Roddick, ganador de cuatro títulos esta temporada (San José, Houston, Queens y Washington) además de ser finalista en Wimbledon y semifinalista en el Abierto de Australia, y Memphis, será el segundo favorito, y el hombre que en teoría mejor puede rentabilizar su terrorífico saque Madrid. Pero todo dependerá de su día pues en el 2002 el ruso Mijail Youznhy le dejó fuera de combate en la segunda ronda y al siguiente fue Massu el que le apeó en octavos.

El de Nebraska tiene un inicio de torneo peliagudo, pues seguramente será el británico Greg Rusedski su rival en el intento de alcanzar una final soñada contra Nadal. EFE.