A gobernar y cumplir !

Por Carlos Luis Baron miércoles 15 de agosto, 2012

Dentro de algunas horas el Lic., Danilo Medina Sánchez tomará juramento como Presidente constitucional de la República, tras su elección, el pasado 29 de mayo, con el voto mayoritario de la población.

Con una oferta programática de contenido progresista, que pone al ser humano y la solución de sus necesidades en el centro de la acción gubernamental, Danilo Medina logró convencer a la inmensa mayoría de dominicanos de que era capaz de producir los cambios que reclama la sociedad dominicana una vez instalado en el gobierno, que cambiará el modelo de desarrollo económico, reducirá significativamente la pobreza, aumentará la producción y productividad del país para generar mas riquezas que bien distribuidas lleguen a todos los ciudadanos golpeando la inequidad y la exclusión social, que elevará la calidad de la educación, garantizará la seguridad ciudadana y gobernará apegado a la transparencia y la ética.

Danilo Medina está a escasas horas de asumir el gobierno de la nación, y se ha generado un interesante debate acerca de las condiciones en que encuentra el gobierno y si podrá ejecutar sus propuestas programáticas; es lógico deducir que Danilo no encontrará “la media isla del encanto” cuando jure como Presidente, sino un país con carencias, en momentos en que el mundo está signado por la crisis económica y el aumento de las dificultades existenciales de los seres humanos a que conlleva la crisis estructural del sistema capitalista.

Esto bien lo sabía el Presidente electo cuando inició su campaña hacia la presidencia, sabía de nuestras dificultades como nación, de la crisis mundial, de que encontraría un país no en excelentes condiciones económicas y sociales, pero si mucho mejor que cuando lo encontró en el año 2004 el Presidente Fernández, para decirlo en sus palabras, un país con el rostro físico e infraestructural cambiado.

Danilo Medina ha expresado su voluntad política y ha reiterado su compromiso de devolver la confianza a los dominicanos, de cambiarle el rostro a la gente, de hacer surgir con ejecutorias a su favor, una sonrisa de satisfacción a los hijos de esta hermosa patria cuando vean sus necesidades atendidas y resueltas por el gobierno, claro está que esas soluciones no serán inmediatas, de golpe, serán graduales, paso a paso, pero basta la voluntad y firmeza en el cumplimiento de la palabra empeñada para que se inicien y no se detengan y en el transcurso de su mandato se puedan percibir sus frutos.

Llegó la hora de que Danilo Medina asuma el gobierno de la nación, lo que equivale a decir que llegó la hora de que la siembra de esperanzas y expectativas que durante la campaña electoral realizó en toda la geografía nacional, inicien la cosecha de bienestar y prosperidad para las mayorías, recordando siempre el Presidente Medina su compromiso de no fallarle al país e iniciando las transformaciones que tanto anhelamos y necesitamos los dominicanos.

El autor es dirigente del PTD.