A Hipólito, apropósito del día de los Padres

Por Carlos Luis Baron sábado 28 de julio, 2012

Hoy se celebra el día de los padres, en la República Dominicana, razones por las cuales, me permito felicitar al Ing. Hipólito Mejía Domingo, quien es un alto referente como padre para la sociedad dominicana. De las entrañas profundas del pueblo, se escuchó la voz de esperanza “Llegó ´Papá”, mas de dos millones de voces se hicieron eco, el pasado 20 de mayo del 2012. La sociedad dominicana, llena de entusiasmo y bríos renovados, asumió su candidatura como un compromiso patriótico, consciente de la necesidad de un verdadero y autentico cambio, en la conducción de la cosa pública de nuestro país. La urdimbre de sectores que funcionan a la sombra del poder, se convirtieron en un valladar insalvable, porque compraron la miseria espiritual y política de muchos que fueron tasados, en la subasta política nacional.

Papá, el país ha sido privado de tu experiencia de estadista y de hombre de bien, propia de los grandes repúblicos.

Papá, tu no le convenía a ciertos sectores de poder, cómplice de indelicadezas administrativas, tipificadas como corrupción de estado, los cuales temerosos de tu reciedumbre, rectitud y compromiso irrenunciable con el forjamiento de un gobierno ético, no podían jugársela. Los de siempre se levantaron y se unieron a los nuevos Judas Iscariote de la política nacional.

Esta gran confabulación no fue contra usted, sino, fue contra los mejores intereses nacionales, contra los desheredados de la fortuna, que esperaban un gobierno socialdemócrata, inspirado en los límpidos ideales del Dr. José Francisco Peña Gómez.

Querido Papa, tu eres el Presidente moral de los dominicanas y dominicanos, que están conscientes que los gobiernos demócratas son producto de la mayoría, el Partido Revolucionario Dominicano, PRD, obtuvo una clara y limpia mayoría electoral, mientras que el PLD, plataforma principal del candidato opositor, quedó rezagado a un lejano segundo lugar, por lo que puedo afirmar, sin que sea un tremendismo, que el próximo gobierno, producto de las malas artes del uso de los recursos del estado, también tiene el lastre de ser minoritario, aunque la suma forzosa de los aliados, hizo posible que superaran el dintel del 50 %.

El Presidente saliente, nos deja una republica al borde de un cataclismo; un final apocalíptico, el diarismo dominicano nos habla de la inminente quiebra del Sistema de Seguridad Social, además del déficit fiscal que amenaza la estabilidad económica y financiera del país.

Papá, es innegable que usted es el líder de nuestro partido, le corresponderá asumir un trabajo opositor, veraz, objetivo, constructivo, pero sin conciliábulos pecaminosos, como el famoso pacto de las corbatas azules. En los últimos ocho años del gobierno del PLD, la oposición de la dirigencia del PRD, fue light.

Muy distinta a la oposición combativa que siempre llevó el PRD. Sus horizontes Socialdemócratas están enredados en las patas de la oligarquía que lo conduce, no como un partido opositor, sino, como un club social.

Papá, hoy no tenemos un solo Senador de la República, pero, si tenemos “dos voceros en la cámara de diputado ¡Cuanta irracionalidad!

Un partido que proclama la libertad como elemento esencial de sus postulados, hoy es prisionero de un Tribunal Superior Electoral del Gobierno Peledeista. ¡Cuánta miseria política!

Un partido que proclama la política de puertas abiertas para nuevos militantes, usando gorilas en sus puertas, para evitar que los perredeistas entren al local. ¡Qué salvajada!

Papá, no lo quiero fastidiar en su día, le deseo muchas felicidades, y con esa sabiduría de hombre de campo, le solicito, que busque formulas de advenimientos institucionales, somos mayoría, no habrá posición que no ganemos a lo interior de los organismos de dirección, además que tengo la seguridad de que de la próxima convención nacional, resurgirá el Partido Revolucionario Dominicano, con bríos renovados y su vocación de poder fortalecida.

El autor, es Miembro del Comité Ejecutivo Nacional (CEN), Sub Secretario Nacional de Asuntos Internacionales, y Presidente Fundador de la Seccional del PRD, en Madrid, España.