A-Rod volvió a ser “silbado” por los fanáticos de los Yanquis

Por jueves 5 de octubre, 2006

Nueva York (EEUU), 5 oct (EFE).- Los fanáticos que llenaron por completo el Yankee Stadium no asimilaron muy bien la derrota por 4-3 que su equipo sufrió ante los Tigres de Detroit en el segundo partido de la serie de división de la Liga Americana y escogieron como centro de su disgusto al tercera base Alex Rodríguez.

Los seguidores de los Yanquis, que la pasada noche ya tuvieron que sufrir las consecuencias del aplazamiento del partido por la lluvia, no asimilaron que su equipo, plagado de estrellas multimillonarias, no pudiesen ganar como lo habían hecho en el primer juego de la serie cuando se impusieron por 8-4.

Se olvidaron que tanto el novato Justin Verlander como los relevistas Jamie Walker, Joel Zumaya y Todd Jones, realizaron un gran trabajo en el montículo y el bateo oportuno también estuvo del lado de los Tigres, que rompieron una racha de seis derrotas consecutivas, incluidas las que sufrieron en la última semana de la competición regular.

El que peor salió parado en el plano individual dentro de los Yanquis volvió a ser Rodríguez, que no sólo le tocó asimilar la derrota de su equipo sino que tuvo que superar todo lo que le dedicaron los fanáticos a nivel personal.

Rodríguez, que fue colocado por el piloto de los Yanquis, Joe Torre, sexto en el orden de bateo, no pudo hacer contacto con la pelota en cuatro viajes al plato para irse con tres ponches, incluido el del primer episodio cuando las bases estaban llenas y dos "outs" en la pizarra.

Desde ese momento, los fanáticos se fijaron en Rodríguez en sus dos últimos turnos al bate fue recibido con silbidos y gritos en su contra.

Rodríguez no pudo acallarlos con el hit que hubiese ayudado su causa y la polémica está servida en Nueva York por lo que resta de la serie.

Las estadísticas de la fase final tampoco le ayudan a Rodriguez que los últimos 10 partidos que ha disputado no ha sido capaz de impulsar una sola carrera.

Rodríguez tiene marca de 40-5 para un promedio de bateo de .125 en los últimos 11 partidos, mientras que en lo que va de la serie con los Tigres ha pegado un imparable en ocho viajes al plato, con cuatro ponches.

Antes que diese comienzo la fase final del campeonato, un reportaje ofrecido por la revista especializada "Sports Illustred" daba a conocer el enfrentamiento que el toletero Jason Giambi había tenido con Rodríguez al demandarle que respondiese con los hits decisivos que el equipo necesitaba de su aportación.EFE

eb/rl