Adiós, Rafael Corporán de los Santos

Por Carlos Luis Baron martes 6 de marzo, 2012

Se agotaron tus días en la tierra. Se apagó la luz de tu existencia. Te llegó la hora inexorable, aquella que nadie puede eludir. Ha muerto Rafael Corporán de los Santos, quien fue grande entre los grandes, un gigante de la comunicación popular, un ejemplo humano de grandes dimensiones. Conocí a Corporán en el año 1973, por intermedio de Wilfrido Radhamés Vargas Martínez, era un lunes cimarrón, la Orquesta de los Beduinos, tenían compromisos de amenizar unos quince años, en un club el maestro de Ceremonia era Corporan, quien estaba totalmente di fónico por un proceso viral incipiente, por lo que Wilfrido le dijo, que quien escribe estas líneas lo ayudaría a conducir el evento, sin más opciones, me dijo, empieza a narrar el desfile por la pasarela, que con un trago de Brugal con limón y sal, limpio la garganta y en un rato estaré en condiciones de arrancar en fa, exactamente, se recuperó y realizó con brillantez y jovialidad la magistral conducción de la ceremonia, claro que no faltó una de sus ocurrencias, dijo, cuando invite a Willians De Jesús, deben ponerles a la invitación, favor de asitir al evento con un diccionario, la gente se reía a carcajada, yo no me sentía mofado, sino, era parte de su estilo.

Corporán, fue limpiabotas en su niñez, para mantener a su madre y dos hermanitos, se definía como huérfano de padre.

Emprendedor, fue propagandista de ron, llegando a ser gerente de promoción de Brugal y Cía. Locutor, productor de radio, productor de televisión e incursionó en el mundo complejo de la política, llegando a desempeñar la Sindicatura de la Capital, por el Partido Reformista Social Cristiano.

Amigo del Dr. José Francisco Peña Gómez, con quien se identificó políticamente en un trayecto de su carrera partidista. Terminó alejado del quehacer partidario, manifestó que en la política solo perdió dinero, tiempo y que continuaría ayudando a los pobres directamente como siempre lo había hecho.

Ahora bien, lo que siempre distinguió a este ser humano excepcional, fue su amor por los pobres, su dedicación a los mejores intereses de la patria, su vida transcurrió entre micrófonos, altruismos y siempre con profundo amor por la patria.

Creador de un estilo único, popular, lleno de creatividad, nos deja sus frases como regalo para siempre, por ejemplo, una joven le pidió un carro, y él le dijo: Como no, toma un salami que tiene más rueda…ayyy

Corporan, el pueblo llora tu partida, la bandera esta a media asta, hay luto nacional y miles de dominicanos llorando tu partida, más los que tenemos fe y creencia en Jehová, sabemos que tu emprendes un nuevo viaje, que tiene regreso, pues todos los humanos que han llevado el apostolado de servir a los demás, resucitarán y vivirán para siempre en un paraíso donde no habrá enfermedades, hambre y el hombre no podrá esclavizar a sus semejantes.

Viejo Corpo, adiós… Nos deja tu voz en nuestros archivos mentales.

Ayyy, Corporán sigue…