Afronta reto hacer realidad acuerdos Cumbre

Por domingo 16 de octubre, 2005

Salamanca (España), (EFE).- La Secretaría General Iberoamericana (SEGIB) afronta, tras la cumbre de Salamanca, el reto de hacer realidad los compromisos adoptados por los gobernantes sobre los principales problemas que afectan a la región.

Una tarea que el titular de la SEGIB, el uruguayo Enrique Iglesias, dijo que asume con "ilusión" y estimulado por el trabajo que tiene por delante.

La XV Cumbre Iberoamericana aprobó ayer, sábado, la Declaración de Salamanca, que define en seis páginas los grandes desafíos de la región, y que incluye quince comunicaciones especiales con un destacado contenido social y político.

Para dar proyección internacional a esta Comunidad de Naciones, los gobernantes pidieron a la Secretaría General que gestione su incorporación como observador en las Naciones Unidas.

Entre la larga lista de cometidos de la SEGIB, destaca respaldar iniciativas encaminadas a eliminar el hambre y la pobreza, impulsar programas de canje de deuda por educación y otras inversiones sociales, y suprimir las asimetrías del sistema financiero y comercial internacional.

Los gobernantes también le encargaron la preparación de un "Encuentro Iberoamericano sobre Migraciones", que deberá celebrarse antes de la XVI Cumbre Iberoamericana, que tendrá lugar en Montevideo en el 2006.

A este foro se refirió al término de la cita el presidente del Gobierno español, Jose Luis Rodríguez Zapatero, quien dijo que abordará que los flujos migratorios a ambos lados del Atlántico se "gestionen de forma eficaz, ordenada y que produzcan beneficios", tanto para los países emisores como para los receptores.