Al menos 41 muertos en nueva jornada de violencia en Irak

Por jueves 24 de noviembre, 2005

Bagdad, 24 nov (EFE).- Al menos 41 personas, siete de ellos miembros de los cuerpos de seguridad iraquíes, perdieron hoy la vida en varios ataques en el país, el más grave de ellos en el denominado "triángulo de la muerte", al sur de la capital.

El incidente más sangriento ocurrió al filo de las 11.00, hora local (08.00 GMT), en las inmediaciones del hospital de Mahmudiya, 30 kilómetros al sur de Bagdad.

Allí, la explosión de un coche bomba acabó con la vida de al menos treinta personas e hirió a 23 más, informó a EFE una fuente del Ministerio iraquí del Interior.

Todas las víctimas del atentado son civiles que a esa hora se encontraban en los alrededores del hospital central de la ciudad, explicó un portavoz del citado ministerio.

El vehículo estaba al parecer aparcado en los aledaños del citado centro médico, indicaron, por su parte, fuentes policiales.

Algunas versiones apuntan, asimismo, a que el coche bomba estalló junto a un grupo de vehículos militares estadounidenses aparcados en la zona.

El mando militar de EEUU en Bagdad explicó en un comunicado que, en el momento de la explosión , se encontraba en el interior del centro sanitario un grupo de soldados norteamericanos que llevaban a cabo "tareas de mejora"

Según la versión estadounidense, el atentado fue perpetrado por un terrorista suicida que tenía como objetivo el hospital pero que no fue capaz de superar la barrera de seguridad del centro.

Mahmudiya se halla en el denominado "triángulo de la muerte", una zona agrícola controlada por tribus suníes entre Bagdad y las provincias chiíes del sur, escenario habitual de atentados.

En Bagdad, cuatro guardias de seguridad del Ministerio de Industria fueron tiroteados por un grupo de hombres armados cuando salían de la mezquita Umm Al Tubol, en el oeste de la capital.

Fuentes policiales informaron, asimismo, de que otros tres agentes fueron acribillados a balazos por sendos grupos de pistoleros en diferentes puntos de Bagdad, y de que fueron hallados los cuerpos de cuatro personas en la zona de Yusifiya, a unos 20 kilómetros al sur de la capital.

Se cree que las cuatro personas, dos jóvenes y dos mujeres que parecían torturadas, trabajaban para las fuerzas estadounidenses destacadas en Irak.

En el centro de la localidad de Hilla, 100 kilómetros al sur de Bagdad, al menos tres civiles iraquíes murieron y trece más resultaron heridos por la explosión de un coche bomba, según una fuente del ministerio de interior.

La fuente explicó que un desconocido había aparcado el coche en la calle 40 de la localidad, en el centro de Hilla.

Ese vehículo explotó poco después, al filo de las 18.00, hora local (15.00 GMT), y causó, según los primeros datos disponibles, tres muertos y trece heridos.

En Tikrit, en el norte de Irak, y tierra natal del depuesto presidente iraquí, Sadam Husein, el teniente de alcalde de la cuidad, Asi Ali Wali, fue asesinado por una partida de pistoleros, informaron fuentes policiales.

Según su relato, los agresores emboscaron el vehículo en el que se desplazaba el funcionario y lo acribillaron a balazos en el barrio de Al Qasidiya, en el centro de la ciudad.

En Bagdad, el vicedecano de la Facultad de Educación de la Universidad AL Mustansariya de Bagdad, Kazem Talal Husein, fue asesinado a tiros por varios desconocidos, informaron las mismas fuentes.

Talal Husein se convierte así en la última víctima de una campaña de violencia contra los profesores que han decidido permanecer en Bagdad tras la invasión y posterior ocupación estadounidense.

Según la Policía, Talal Husein fue acribillado a balazos cuando transitaba en su vehículo por el barrio de Suleik, en el norte de la capital. EFE