Al menos 5 muertos por contaminación agua tras paso de “Katrina”

Por miércoles 7 de septiembre, 2005

Nueva Orleans (EEUU), 7 sep (EFE).- Al menos cinco personas han muerto por infecciones bacterianas debido a la contaminación del agua tras el paso del huracán "Katrina", lo que ha encendido las alarmas entre las autoridades ante el temor de posibles epidemias.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades en Estados Unidos informaron hoy de que se registró uno de estos casos en Texas y "tres o cuatro en Misisipi, confirmados por las autoridades sanitarias locales".

El portavoz de los centros, Tom Skinner, dijo hoy en una rueda de prensa que los primeros indicios apuntan a que las víctimas contrajeron una infección por "Vibrio vulnificus", una bacteria que se encuentra en el agua sucia y que pertenece a la familia del germen que causa el cólera.

La Agencia de Protección Ambiental (EPA) estadounidense confirmó hoy que el agua de Nueva Orleans, donde está vigente una orden de evacuación obligatoria, contiene elevados niveles de bacterias propias del alcantarillado de las ciudades.

Tras el embate "Katrina", el 80 por ciento de la ciudad de Nueva Orleans quedó cubierto por las aguas.

Hasta el momento se desconoce el número total de muertos a causa del huracán, aunque las autoridades estiman que serán miles.

Según el Departamento de Seguridad Nacional, 182.000 personas han sido desplazadas a unos 559 albergues en varios estados del país, se han salvado 32.000 vidas y se han distribuido 18 millones de litros de agua y 11,3 millones de comidas rápidas.

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, solicitará hoy al Congreso una partida extraordinaria de 51.800 millones de dólares para ayudar a los damnificados.

La semana pasada el Congreso aprobó 10.500 millones de dólares en asistencia de emergencia, y se prevé que haya más solicitudes de este tipo.

Pese a las medidas puestas en marcha por el Gobierno para asistir a los damnificados, las denuncias de que parte de la ayuda extranjera se encuentra varada por razones burocráticas han aumentado.

El diario "The Washington Post" denunció hoy serios retrasos en la llegada de la ayuda internacional por trabas burocráticas en el Departamento de Estado y de la Administración Federal para la Gestión de Emergencias (FEMA).

El Departamento de Estado señaló hoy, por su parte, que ha aceptado las ofertas de más de noventa países -entre ellos España, México y Venezuela-, que suman cerca de mil millones de dólares en metálico o en especie.

"Lo peor que podemos hacer es aceptar una ayuda que no vayamos a poder utilizar", afirmó el secretario ejecutivo del Departamento de Estado, Harry Thomas, quien insistió en que su "principal desafío es hacer concordar las ofertas de ayuda con las necesidades sobre el terreno".

El retraso y la desorganización en la distribución de ayuda a los afectados ha sido una de las principales críticas que ha recibido el gobierno de EEUU tras el paso del huracán "Katrina", por lo que el Congreso programa audiencias para la próxima semana para examinar la respuesta gubernamental a la catástrofe.

Un sondeo realizado por el instituto Gallup para la cadena CNN y el diario "USA Today" señala que el 56 por ciento de los consultados cree que la devastación provocada por el huracán es difícil de recuperar del todo.

Respecto a la respuesta de las autoridades a este desastre, un 42 por ciento dice que la reacción de Bush fue mala o muy mala, mientras que el 35 por ciento opina que fue buena o magnífica.

Según la Oficina de Presupuesto del Congreso, los daños provocados por "Katrina" podrían ocasionar una pérdida de hasta un punto porcentual en el crecimiento económico del país y la pérdida de 400.000 empleos.

Ese impacto se verá en el crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) de la segunda mitad del año y será de "entre medio y un punto" porcentual.

Además, el huracán y la tendencia alcista de los precios en la gasolina ya han comenzado a tener un impacto en las ventas al por menor en algunos lugares de EEUU, según varios informes divulgados hoy, mientras los analistas temen que a largo plazo los consumidores modifiquen sus hábitos de compra.

Sin embargo, la Reserva Federal de EEUU publicó hoy un estudio que destaca que la economía estadounidense estaba en buena forma antes de que el ciclón devastase la región del golfo de México.

Entretanto, en Luisiana, Misisipi y Alabama más de 850.000 clientes se encuentran aún sin electricidad, según el Departamento de Energía.

En Luisiana, donde se registra la situación más grave, permanecen sin luz 529.000 hogares; en Misisipi son casi 230.000 hogares y comercios, y el resto se encuentran en Alabama.

El pasado 29 de agosto, el huracán "Katrina" azotó los estados de Luisiana, Misisipi y Alabama, después de pasar por Florida, y es considerado uno de los mayores desastres naturales que han sacudido este país en su historia. EFE