Al Qaeda amenaza con ataques

Por lunes 7 de noviembre, 2005

agdad, (EFE).- Un total de 36 supuestos insurgentes han muerto desde el inicio, el sábado, de la gran ofensiva militar estadounidense-iraquí "Cortina de Acero" en el oeste de Irak, según informó ayer, lunes, el mando militar de EEUU. Mientras tanto, el brazo de Al Qaeda en el país árabe dio al Gobierno iraquí un plazo de 24 horas para que cese la ofensiva militar en el oeste iraquí, y amenazó con atacar a las familias de los militares iraquíes.

"Haremos temblar la tierra de Mesopotamia y demoleremos sus casas sobre sus cabezas", amenazaba un comunicado difundido ayer en Internet por el grupo radical "Organización Al Qaeda para la Guerra Santa en Mesopotamia", del jordano Abu Musab al Zarqaui.

Por su parte, el ministro iraquí de Defensa, Sadun al Duleimi, citado por televisiones árabes, ha asegurado que la operación militar continuará en el oeste del país hasta que consiga su objetivo y erradicar a los terroristas de la zona.

Un comunicado militar estadounidense afirmó ayer que un total de 36 presuntos insurgentes perdieron la vida en ataques y combates con las tropas iraquíes y norteamericanas desde el inicio de la campaña militar en la ciudad de Al Qaim, cercana a la frontera con Siria.

La nota asegura que "no se ha informado de víctimas civiles". En otro comunicado divulgado ayer en la mañana, el Ejército de EEUU anunció que ha dado muerte a dos supuestos cabecillas del brazo de Al Qaeda en Irak durante una serie de ataques en la frontera con Siria.