Alberto Fujimori también enfrentará extradición por matanzas

Por miércoles 23 de noviembre, 2005

Lima, 22 nov (EFE).- La Corte Suprema de Justicia de Perú aprobó hoy solicitar la extradición del ex presidente Alberto Fujimori por dos matanzas cometidas por el paramilitar grupo Colina, lo que eleva a diez los casos que se convertirán en solicitudes ante Chile.

La Sala Penal Especial de la Corte Suprema dio el visto bueno al caso por delitos de lesa humanidad, al determinar que existen suficientes indicios que involucran a Fujimori, informó la emisora Radio Programas del Perú (RPP).

La fiscalía ha pedido 30 años de prisión para el ex mandatario (1990-2000) por su presunta responsabilidad como autor intelectual de las matanzas de Barrios Altos y la universidad de La Cantuta perpetradas en 1991 y 1992, respectivamente. Veinticinco personas murieron en esas acciones paramilitares.

Los ex integrantes del Colina están nuevamente procesados por esos crímenes, cometidos cuando pertenecían a un grupo de élite del Ejército que actuó bajo las órdenes del alto mando castrense y del entonces asesor presidencial Vladimiro Montesinos.

Fujimori está acusado por los delitos de homicidio calificado, lesiones graves y desaparición forzada de personas, los más graves de todos los que se le imputan en 22 procesos abiertos en Perú.

El ex jefe de Estado felicitó y premió a los integrantes del denominado "escuadrón de la muerte" tras las matanzas, bajo el argumento del combate al terrorismo.

Fujimori fue detenido el 7 de noviembre en Santiago de Chile, a donde llegó desde Japón para preparar su retorno a Perú, y sigue en prisión a la espera de que la justicia peruana formalice los pedidos de extradición.

La radioemisora peruana informó de que el vocal supremo instructor, José Luis Lecaros, rechazó una segunda solicitud de extradición de Fujimori por el caso de la fuga de Montesinos a Panamá en el año 2000.

El delito de encubrimiento personal, atribuido a Fujimori por la justicia local, sólo configura una falta en la legislación chilena, determinó Lecaros en su decisión.

La primera solicitud que rechazó Lecaros fue por el delito de abandono de cargo, que en Chile también constituye una falta sin pena de cárcel.

El ex mandatario dejó que Montesinos viajase a Panamá tras el escándalo de corrupción que provocó en el gobierno, para solicitar asilo político.

Sin embargo, al poco tiempo, el ex consejero retornó a Lima y luego se volvió a fugar, esta vez a Venezuela.

A mediados de 2001, Montesinos fue detenido en Venezuela y repatriado a Perú, donde sigue respondiendo por decenas de juicios por corrupción. EFE