Alcalde cree que podría haber 10.000 muertos en Nueva Orleans

Por lunes 5 de septiembre, 2005

Nueva Orleans (EEUU), EFE).- El alcalde de Nueva Orleans, Ray Nagin, dijo que podría haber 10.000 muertos en esta ciudad, inundada tras el paso del huracán "Katrina" y de la cual militares y policías continúan evacuando damnificados.

"Ahora estamos haciendo algunos progresos", dijo Nagin al programa "Today" de la cadena de televisión NBC, y agregó que "no sería disparatado calcular que puede haber unos 10.000 muertos".

El 28 de agosto, cuando "Katrina" avanzaba hacia la costa del golfo de México con vientos de 240 kilómetros por hora, Nagin ordenó la evacuación de los 500.000 habitantes de la ciudad y se emitieron órdenes similares para otros 800.000 residentes en distritos vecinos.

Hasta ahora, las autoridades federales, estatales y locales, al igual que los mandos militares que participan en las tareas de socorro y recuperación, no han dado cifras oficiales sobre las víctimas fatales de la tormenta y sus consecuencias.

Nueva Orleans no recibió el impacto directo del ojo del huracán, pero la ruptura de diques que impedían que el agua del lago Pontchartrain llegase a la ciudad -construida bajo el nivel del mar- hizo que el centro urbano se inundase en un 80 por ciento.

A esta inundación le siguió la crisis de más de 60.000 personas que quedaron aisladas, sin alimentos, agua potable, medicamentos o ayuda durante varios días, con decenas de miles congregados en un estadio y en un centro de convenciones.

Un editorial del diario "The Times-Picayune", de Nueva Orleans, dijo hoy que "ha sido bueno que el presidente (George W.) Bush admitiera que no eran aceptables los resultados de las tareas de socorro a los damnificados".

"Pero la triste verdad -agregó- sigue siendo que la lentitud con que actuó el gobierno federal ya ha sido fatal para algunos de los habitantes más vulnerables de Nueva Orleans".

"El agua ha matado a cientos, si no miles, de personas. La falta de agua potable sigue asediando a otros", dijo el diario. EFE