Alejandrina Germán valora retiro de niños de labores peligrosa

Por jueves 8 de diciembre, 2005

La secretaría de Estado de Educación consideró como de extraordinaria relevancia el hecho de haber rescatado a 2,226 niños y niñas de las provincias Duarte y Puerto Plata a través del programa “Eliminando las Peores Formas de Trabajo Infantil a Través de la Educación”, que ejecuta desde hace más de dos años en la República Dominicana la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

La licenciada Alejandrina Germán destacó la labor desarrollada por las secretarías de Estado de Educación, de Trabajo, Salud Pública, la Iglesia Católica y otras instituciones públicas y privadas para lograr ese objetivo.

“Ciertamente estamos frente a una labor extraordinaria porque los niños y niñas deben estar en la escuela y no realizando trabajos peligrosos en los campos agrícolas u otros lugares peligros, ya que ellos constituyen el futuro de la Patria”, expresó.

Dijo que con el referido programa se da una señal clara a los padres acerca de las responsabilidades que deben asumir como cabeza de las familias.

Germán se trasladó a la comunidad Limón del Yuna, en la provincia Duarte, donde encabezó un acto en que entregó uniformes y mochilas con útiles escolares a parte de los estudiantes que hasta el momento se han beneficiado con el programa “Eliminando las Peores Formas de Trabajo Infantil a través de la Educación”.

En la actividad participaron el director del programa, Jhon Helwing; el obispo de la diócesis de Puerto Plata, monseñor Julio César Cornielle; Laetitia Dumas, representante en el país de la OIT; Daniel Rondón Monegro, subsecretario de Trabajo; Ana Jáquez, director de la regional de Educación en Nagua, y Luz Selene Plata, Gobernadora de la provincia Duarte, entre otras personalidades.

Otras instituciones que apoyan el programa son la Universidad Católina Nordestana, Acción para la Educación Básica (EDUCA), el Politécnico Oscus San Valero, Muchachos y Muchachas con Don Bosco, Niños con Esperanza, de Santiago; el Instituto Dominicano de Desarrollo Integral, el Movimiento para el Auto-desarrollo Internacional, de Sosúa, y la Fundación Azúcar, de Las Terrenas.