Alejandro Asmar: Se retira de la se retira de la política

Por Carlos Luis Baron domingo 9 de diciembre, 2012

La política es un ejercicio que bien fundamentado resulta interesante y lleno de satisfacción para sus actores en la vida pública de un país, sobretodo en democracia.

Ahora bien, cuando lo esencial de la política como ciencia es distorsionado, corrupto y de hecho un negociado para enriquecerse de forma ilícita, entonces una persona honesta no puede permitirse vivir en ese mundo de trampas y tramposos de la política.

Recientemente, se me informó del retiro de los avatares político del Dr. Alejandro Asmar Aponte, un prospero empresario lleno de inquietudes y sueños para su país, en medio del desencanto y la impotencia por lograr una sociedad más justa, prospera y de equidad.

El desastre de la corrupción, la impunidad y la inmunidad de los funcionarios electos son factores deprimentes en el ejercicio político decente.

Así como Alejandro Asmar se retiró de la política, en este país, son muchos lo que de manera silente, como lo hizo él, se han retirado lleno de dolor porque ante el camino equivocado del país poco se podría hacer mientras este secuestrado por quienes nos tienen lleno de vergüenza ante tantas injusticias, corrupción en todo y rebosado de pánico ante la inseguridad ciudadana.

Necesitamos una luz en el camino que ahora, puede ser el presidente Danilo Medina quien, al menos, envía señales de no seguir permitiendo la corrupción en la administración publica. Ojala que esa maquinaria de la corrupción no lo impida en sus nobles propósitos.

Los movimientos de las clases sociales que han surgido como fuerzas políticas de presión contra la corrupción constituyen la mejor evidencia de las fallas coyunturales y estructurales que tiene nuestro país. No podemos seguir así. Necesitamos un autentico cambio.

El autor es periodista