Allanamiento en casa de mujeres maltratadas sin orden judicial

Por Carlos Luis Baron domingo 22 de julio, 2012

La Policía Nacional anuncio al país la creación de una unidad especializada que podrá acceder a casas de mujeres maltratadas sin orden judicial, con el supuesto propósito de fortalecer las medidas de prevención y protección contra la violencia intrafamiliar.

Desde el punto de vista conceptual penal debería ser su propósito no la prevención y protección de la mujer maltratada sino más bien fortalecer el ámbito persecutorio. La prevención es evitar el delito, cuando la policía entra a la casa sin orden judicial es porque ya el delito esta en marcha, se esta cometiendo y en todo caso lo que la policía puede hacer es evitar que el agresor termine su delito. Por lo que insisto que el propósito no seria fortalecer las políticas de prevención y protección sino más bien la de hacer mas efectiva la persecución penal.

La protección del derecho a la privacidad, a la intimidad, a la paz familiar, al hogar o domicilio de una persona esta garantizado por la constitución y por la legislación procesal penal. Una de las formas de protección de estos derechos se hace a través de la prohibición de entrar a una casa o domicilio de las personas. Sin embargo, a esta prohibición, el legislador penal y por mandato constitucional le estableció ciertas excepciones. Lo que significa que solo en esos casos depuesto por la constitución y la ley es que se puede penetrar al hogar e interrumpir estos derechos.

El legislador y el constituyente dispusieron que el registro de una casa sin autorización judicial procede únicamente en los siguientes casos: en estado de flagrante delito, para evitar la comisión de una infracción, en repuesta a un pedido de auxilio o cuando se persigue a un sospechoso que se introduce en una vivienda ajena.

Las tres primera exigencias sus razones son de orden humanitarias y la ultima tiene una razón de necesidad. Aunque el legislador no lo previo, de acuerdo a la doctrina y al derecho comparado, también se puede penetrar a una casa cuando se produce un accidente o catástrofe y es necesario que la autoridad ingrese al domicilio para prestar el debido socorro.

Si la policía nacional al momento de perseguir el delito de violencia intrafamiliar no se encuentran frente a una de estas exigencias no puede entrar a una casa sin orden judicial. Si la policía desea entrar a una casa, pero no esta por lo menos una de estas causales, entonces tendrá que pedir una orden judicial. Fuera de estos presupuestos constitucionales y legales nadie puede entrar a una casa u hogar.

Por otro lado creo que esta medida puede generar ciertas confusión en la propia filas de la policía, en el sentido de que el policía que no pertenezca a esta unidad puede sentir que si no esta autorizado por dicha unidad no penetraría a la casa cuando se de uno de los casos establecido. Del mismo modo es pertinente dejar claro que con esta unidad y sin ella todos los miembros de la policía pueden entrar a una casa sin orden judicial para el caso que estén presentes las exigencias legales mas arriba indicadas. De hecho no solo la policía o cualquier autoridad puede entrar a una casa sino que lo puede hacer cualquier ciudadano común.

El mandato constitucional y legal para poder entrar a una casa sin orden judicial se encuentra establecido en el artículo 44 de la constitucional y el artículo 181 del código procesal penal. Finalmente estos mandatos son para todo tipo de delitos. No son exclusivos para ciertos delitos. Es para todos tipos de crimenes.