Alonso: “voy a ayudar a ganar el campeonato”

Por martes 11 de octubre, 2005

Madrid,(EFE).- El español Fernando Alonso, nuevo campeón mundial de Fórmula uno, afronta el Gran Premio de China, último de la temporada, con el objetivo de dar a Renault el título de constructores en un circuito que le gusta y en el que espera estar "más cerca" de los McLaren.

En Suzuka, la pasada semana, Alonso (tercero tras partir del decimosexto puesto en la formación de salida, tuvo la impresión "de ser tan rápido como los McLaren".

"Hice muchos adelantamientos y asumí riesgos que había evitado en las últimas carreras. Me sentí tan bien, que fui agresivo en mi pilotaje, ya que no tenía nada que perder", comenta Alonso en la página web de Renault.

Sobre el Gran Premio de China, apuntó: "Habrá que esperar y ver qué pasa. Shanghai es un tipo de circuito especial y bastante distinto al de Japón. Pero allí tendremos nuevo motor, así que creo que podemos estar incluso algo más cerca de ellos. Me gusta el circuito, tiene algunas curvas muy exigentes y seguro que el R25 será mejor coche que nuestro monoplaza del año pasado. En China voy a ayudar a ganar el Campeonato".

EL italiano Giancarlo Fisichella, el otro piloto de Renault, también promete "presentar una buena batalla en China".

Con respecto a Japón, donde fue adelantado por Kimi Raikkonen en la última vuelta, Fisichella comentó: "La de Japón fue una carrera dura e hice todo lo que pude para intentar aguantar a Kimi al final. Pero como sabes, nos marchamos de Japón con más puntos que McLaren, así que ahora lideramos el Campeonato a falta de una carrera. Nuestra posición es fantástica".

El circuito de Shangai, a su juicio, es "otro circuito exigente, donde el coche necesita una buena velocidad, eficacia en el aspecto aerodinámico y un buen equilibrio en las curvas largas", pero el R25, añadió, "ha sido un gran coche a lo largo de todo el año y estoy seguro de que allí también será competitivo. Podemos presentar batalla, de eso no hay duda".

Renault presentará la última evolución de su motor en China. Denis Chevrier, responsable de motores, afirmó que en esta ocasión el factor fiabilidad "es distinto, dado que el motor sólo necesita completar un Gran Premio, y se tendrá en cuenta en la especificación del motor".

"Decir que es un motor para una sola carrera implica que hemos desarrollado un motor distinto, y no es exacto. Habría sido un uso indebido de nuestros recursos, ya que no podíamos garantizar que ese motor se necesitara", explicó.

Chevrier explicó así la nueva especificación E: "Cuando se decidió la especificación sobre la cual debían ser construidos los motores, teníamos ciertos componentes que eran capaces de soportar 700km, pero todavía no los 1.400km. Eso implicaba que no estaban preparados para ninguna otra carrera, pero sí para la de China".

"Algunas de estas piezas", prosiguió, "son lo suficientemente importantes como para justificar un cambio en su código de identificación, y eso ha dado lugar a la especificación E. Pero no se trata de un motor desarrollado específicamente para esta carrera, aunque sí incluye componentes que únicamente son apropiados para una vida útil del motor de 700 km."

"Creo que será un momento emocionante cuanto estemos en la parrilla o cuando crucemos la línea de meta por última vez. Será el final de una era. El sonido del V8 es muy diferente, y eso significa que nuestra rutina de trabajo, poner el motor en marcha, escucharlo dentro del box, cambiará drásticamente. En Renault hemos estado escuchando los motores V10 durante 17 temporadas, así que la experiencia del próximo año será muy diferente", afirmó. EFE