Altagracia Paulino, poniéndose donde el capitán la vea

Por Carlos Luis Baron miércoles 25 de julio, 2012

No soy dado a escribir de forma diaria artículos que tengan que ver con el acontecer de nuestro país, más bien espero que sean publicados los antes escritos, como una manera de permitir al dueño de este periódico publicar los de los demás.

Pero esta vez, movido por la forma de quererse poner en donde el capitán la vea, de la directora de PRO CONSUMIDOR, Altagracia paulino, quien de nuevo sale a la palestra pública faltando muy poco para que Danilo Medina asuma el poder del Estado.

Ella, se puede decir que se la cogió con los polleros, y hasta convocó un día sin comerlos, y más luego se desligó de la convocatoria porque sabía que esa acción no iba a tener buen resultado en la rebaja en la libra de la carne de este popular alimento.

Muy por el contrario, se realizó el “Día sin comer pollo”, y al siguiente, la libra de esta ave, amaneció con un aumento de cinco pesos, o sea, que aquí se hizo una huelga para subir el precio de un producto, burlándose los polleros de la propia Altagracia Paulino.

Esta señora, que es muy locuaz cuando se presenta en los medios de comunicación, tenía desde hace meses un estudio sobre la condición higiénica de los embutidos, hecha por la Asociación de porcicultores, y es ahora que viene a dar el resultado.

¿Por qué lo saca ahora? Sencillamente porque como se le cayó el show del pollo, y la libra de la carne de este alimento se seguirá vendiendo por encima de los 50 pesos, a pesar de los esfuerzos que hizo la comisión de diputados, la flamante funcionaria tiene que ser foco de atención.

¿Cómo es posible, que ella sepa cuáles son las fabricas de embutidos, que dañan la salud del pueblo, y no proceda a cerrarlas? Como que eso tiene cocoricamo, una funcionaria que se cansa de repetir que la ley la ampara para cerrar y clausurar todo tipo de negocio y no hace nada al respecto.

Con esa denuncia sobre la mala calidad del salami, lo único que hizo fue dañar la reputación de buena calidad de otras industrias que tal vez se acogen a las normas establecidas en las leyes dominicanas, provocando quizás una merma en la venta de sus productos.

Otro actor que sube al escenario de su show, es el de los dueños de envasadoras de gas licuado, quienes se oponen a la venta pesada del combustible, violentando una resolución de Pro Consumidor, que nunca su directora ha hecho cumplir, y hoy pretende que se cumpla.

Altagracia Paulino, directora de Pro Consumidor, durante el tiempo que lleva al frente de esa institución, solo se la ha pasado haciendo denuncias, pero nadie ha visto cuales son los resultados positivos de las mismas, en beneficio de los consumidores.