¿Alumnos más cerca de la tecnología?

Por Carlos Luis Baron jueves 21 de junio, 2012

Claro Codetel acaba de graduar a decenas de maestros y maestras que participaron en un curso de Alfabetización Digital. La noticia es alentadora y hasta me llena de entusiasmo saber que hay docentes en el sistema educativo pre universitarios deseosos de acercarse a la tecnología. La graduación contó con la presencia de la comunicadora Nuria Piera, quien felicitó a la compañía de telecomunicaciones por la iniciativa.

Todo estaría perfecto hasta este punto, a no ser por dos novedades que presenta el curso de Claro. En primer lugar, la compañía confiesa que quienes impartieron el taller fueron “empleados voluntarios”. La nota dice así: “Las clases estuvieron a cargo de empleados voluntarios de Claro…” Resulta que la capacitación tecnológica de nuestros maestros está siendo confiada a empleados que se ofrecen para enseñar. Los maestros y maestras merecen respeto. El país tiene hombres y mujeres capacitados y con experiencia para impartir esos talleres. Confiar esa formación a “voluntarios” fue un exceso de confianza de parte de la compañía Claro.

Por otro lado, la nota afirma que gracias a esta formación los alumnos “estarán más expuestos a las bondades de estas herramientas a través de sus profesores.” Esto es lo mismo que decir que si usted tiene hambre y su vecino come se le quitará. La misma nota aclara que el curso fue impartido en las facilidades de Claro. ¿Cuáles equipos encontrará este maestro y esta maestra en el aula cuando vuelva a su realidad? ¿La realidad socio – económica –educativa que encontrará en el aula le permitirá abandonar el método PLB (Pizarra – Lengua – Borrador) al que esta acostumbrado? Si bien es cierto que la formación de los docentes en tecnología es imprescindible, esta no es suficiente para realizar un cambio de paradigma en el aula.

Además, nunca sabremos realmente cuál fue el resultado de la formación que recibieron esto docentes hasta que no se evalúe posteriormente el impacto que tuvo este taller en su quehacer magisterial. El sistema educativo dominicano debe contar con un programa integral de implementación de tecnología educativa que se aplique paulatinamente, probando cuales son las mejores practicas e invirtiendo el dinero disponible en las iniciativas que den un resultado provechoso. Dudo que un curso de Office junto con los pasos para crear un perfil en una red social popular pueda reemplazar mi propuesta.