Anotaciones ( 2) 2012

Por Carlos Luis Baron jueves 27 de diciembre, 2012

Vamos a continuar con nuestras anotaciones sobre algunos hechos de importancia ocurridos en el 2012. El Código Judicial tiene que ser revisado a fondo y se le deben hacer las enmiendas para que sea un instrumento digno y genuino en la aplicación de sanciones a los que violan el respeto al derecho ajeno.

Para que el Código sea funcional, también se deben dar cambios profundos en el sistema judicial, desde los fiscales hasta los jueces, y asímismo en el organismo encargado de ser un auxiliar de la justicia, que es la policía.

La Suprema Corte de Justicia tiene que seguir con la tarea de moralizar el sistema judicial dominicano, llevando al banquillo de los acusados y decretando la expulsión de los jueces que doblan las rodillas por un puñado de dolares.

Pero la Suprema debe dar todo el respaldo posible a los jueces que tienen casos difíçiles en sus manos, y que en ocasiones su buen juicio puede ser zarandeado por los llamados delitos de opinión.

Un juez habla por sentencia, y por más ligado a problemas sociales que haya un caso, tiene que mantener ojos ciegos y oídos sordos, a todo lo que no sea la presentación de pruebas y acciones concluyentes en los debates.

Los fiscales de todo el país deben comprender su tarea, que es ser defensores del pueblo. El fiscal es quien tiene que redimir a la sociedad en casos de violaciones de cualquier tipo, y si se mueve al compás de los vientos, entonces dejará a la mayoría sin la debida protección.

Y en cuanto a la policía, hay que modernizarla, pero no desmantelarla. No somos partidarios de tirar al zafacón a la actual polícía para crear una de bachilleres y estudiantes universitarios.

La policía actual tiene que ir abriendo sus puertas a la investigación científica, a la búsqueda de pruebas utilizando los mecanismos modernos y sobre todo, establecer diferencias entre la base científica, llevada a cabo por policías portando computadoras, y la de acción, que es la encargada de detener a los que cometen el delito.

En un sociedad donde todavía está a prueba que se aplique justicia, y cuando los delincuentes con 20 fichas y condenados por crímenes están en las calles, no se pueden acabar los intercambios de disparos. A veces, la mano de hierro de las autoridades es necesaria para detener la barbarie.

En el plano político, fue un año de elecciones. Se enfrentaban los dos partidos que desde hace años aglutinan a las mayorías nacionales: el Revolucionario Dominicano y el de la Liberacion Dominicana.

Danilo, que es ahora presidente, e Hipólito, que sigue como expresidente, están empates en sus enfrentamientos electorales. Cada uno tiene una ronda ganada, pero no se vislumbra en un futuro cercano que tengan de nuevo un choque electoral.

Hipólito tiene ferrea oposición en el PRD, y su carrera política parece que ya se cerró en cuanto a las aspiraciones presidenciales, y hasta se podría decir que para tener el galardón de máximo dirigente del PRD.

Danilo tiene un impedimento constitucional para aspirar a la presidencia de la Repúbica, por lo que su período tiene que ser obligatoriamente de cuatro años, salvo que lleve a cabo reformas constitucionales.

Pero vista la composición actual del PLD es difícil que pueda darse un consenso para hacer modificaciones constitucionales que permitan la reelección. Por lo tanto y hasta nuevo aviso, el gobierno se queda en cuatro años.

Para el PLD, las elecciones lograron unir a sectores que podrían tener posiciones diferentes en su seno interno, valga decir los seguidores de Danilo y Leonel Fernández.