Apagón se debió al corte accidental de un circuito

Por lunes 12 de septiembre, 2005

Los Angeles (EEUU),(EFE).- El apagón en una gran área de Los Angeles se debió al corte accidental de un circuito, informó hoy un portavoz del Departamento de Energía, que confirmó que buena parte de la ciudad ha recuperado ya el fluido.

La mayor parte del área metropolitana afectada ha recuperado ya el servicio eléctrico, incluido el corazón de Los Angeles y barrios como Hollywood, Studio City, Silver Lake o Glendale y Burbank, entre otros.

Según Robert Rosansky, el apagón fue un accidente, "el error de un empleado" mientras el departamento trabajaba en uno de los principales repetidores eléctricos de la urbe, situado entre el corazón de Los Angeles y el municipio de Burbank, al norte de la ciudad.

Al parecer, el trabajador cortó una importante línea de distribución, lo que desencadenó de manera automática una serie de apagones en cadena en el resto de los generadores del área.

El apagón comenzó cinco minutos después de las 13,05 horas locales (20.05 GMT) y se dejó sentir más allá del corazón de los Angeles, en buena parte del área metropolitana, desde el Valle de San Fernando, al norte de la ciudad, al Condado de Orange, al sur.

El corte del suministro eléctrico no afectó al aeropuerto Internacional de Los Angeles, que tiene un sistema de emergencia y que continúo su actividad sin que se cancelara ningún vuelo.

Las autoridades de Los Angeles insistieron en todo momento en que no existían "indicios de sabotaje o terrorismo" en el gran apagón.

Un portavoz de la oficina del alcalde de Los Angeles, Antonio Villaraigosa, indicó que el apagón pudo haber afectado a un 90 por ciento de la ciudad, aunque los primeros cálculos no oficiales señalan que el corte del suministro dejó sin luz a un 50 por ciento de los consumidores.

La policía de Los Angeles continúa en estado de alerta táctica aunque su función es la de asistir al departamentos de transporte en el que será ahora el mayor problema en la ciudad: el tráfico.

Según medios locales, más de 1.500 semáforos han quedado fuera de servicio y a medida que vuelva la luz tendrán que ser programados manualmente.

Los equipos de emergencia también continúan sus labores de rescate en la ciudad, en especial a aquellos que han quedado atrapados en los ascensores.

Rosansky añadió que durante el corte de luz no han recibido ninguna información oficial de que se hayan producido accidentes o víctimas mortales y que el trabajador responsable del corte no ha sufrido daños personales.

Las mismas fuentes han indicado que Los Angeles volverá a la normalidad, al menos en lo que se refiere al suministro eléctrico, en las próximas dos o cuatro horas, en cualquier caso antes de que llegue la noche. EFE