Apoyan desalojo buhoneros parada del Metro Mamá Tingo en SDN

Por Abraham Montero jueves 12 de enero, 2017

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- Asociaciones comunitarias, juntas de Vecinos y usuarios del Metro de Santo Domingo valoraron este jueves como positivo el rescate de los espacios públicos por parte de la Alcaldía de este municipio.

Juan Manuel Maldonado, de la Asociación Comunitaria San Felipe de Villa Mella dijo que está completamente de acuerdo con que las autoridades municipales ofrezcan a los munícipes una mejor calidad de los espacios públicos, libre de arrabalización.

De igual modo opinaron los usuarios del Metro, al calificar como buena y positiva la medida del retiro de los buhoneros de las inmediaciones de la estación Mamá Tingó, vuelta un caos por la venta de comestibles, prendas de vestir y todo tipo de productos de distintos usos.

El Ayuntamiento de Santo Domingo Norte procedió a despejar el entorno, específicamente en la urbanización Marañón, tras las quejas y demandas de los residentes de las zonas aledañas por el abandono en que se encuentra la entrada al sistema de transporte masivo.

María de la Cruz dijo “Lo veo excelente, fui de los que me quejé por eso, ya que los peatones tenían que tirarse a la calle, corriendo el riesgo de ser atropellados por los vehículos, además por la arrabalización de la zona y la inseguridad existente”.

En tanto que Pedro Rosario, quien tiene su casa en el Residencial María 2000 manifestó que “es tiempo de que la zona luzca limpia, para que de esa forma los peatones puedan caminar libremente por las aceras.

El Ayuntamiento de Santo Domingo Norte inició un proceso de conversaciones con los distintos buhoneros que fueron desalojados de las inmediaciones de la parada Mamá Tingó para buscar soluciones factibles sin que estos tengan que ocupar los espacios públicos para vender sus mercancías.

En tal sentido, el alcalde del municipio SDN expresó que entiende que los buhoneros son padres de familias, que necesitan ganarse el sustento de los suyos, pero también éstos deben entender que los munícipes necesitan tener las aceras libres.

POR ORLANDO ARIAS