Aprobada la ley electoral que ratifica la posibilidad de reelegir a Uribe

Por viernes 11 de noviembre, 2005

Bogotá, 11 nov (EFE).- La Corte Constitucional de Colombia aprobó hoy la Ley de Garantías Electorales, con lo que queda ratificada la aprobación de la reelección presidencial inmediata y el presidente Alvaro Uribe podrá ser candidato en los comicios de 2006.

El tribunal constitucional declaró "exequible" o ajustada a la Constitución la norma aprobada el año pasado junto con la reforma de la Carta Magna, que permite la reelección del jefe del estado para el período inmediatamente siguiente y que fue declarada legal el pasado 19 de octubre.

Uribe, elegido en el año 2002 para un mandato de cuatro años, promovió la reelección por considerar que un solo período no es suficiente para terminar sus reformas económicas y la lucha contra los grupos armados.

No obstante, la Corte Constitucional formuló algunos reparos a la Ley de Garantías Electorales, entre ellos la posibilidad de que sociedades jurídicas aporten fondos a candidatos.

Según el fallo, en materia de igualdad, se consagran garantías a los candidatos, especialmente los de oposición, para no quedar en desventaja frente a un presidente o vicepresidente que sean a la vez candidatos a la reelección.

Las próximas elecciones presidenciales están convocadas para el 28 de mayo de 2006 y si ninguno de los candidatos obtiene el 51 por ciento de los sufragios, habrá una segunda vuelta el domingo 18 de junio.

En los comicios "no podrán participar ni brindar apoyo a ninguno de los candidatos los miembros de grupos irregulares al margen de la ley que no se hayan reincorporado plenamente a la vida civil", señala el dictamen.

Esto último resuelve la situación de los paramilitares de derecha que celebran diálogos con el Gobierno, que tienen plazo para entregar las armas hasta el próximo 31 de diciembre.

De acuerdo con el fallo, una vez el presidente anuncie seis meses antes de la elección presidencial su aspiración a la reelección, "continúa ejerciendo plenamente sus funciones públicas", pero "en aras de la igualdad, las atribuciones que tiene como presidente no pueden ser empleadas para promover su candidatura personal".

"Ello implica que existe una separación entre sus funciones como jefe de Estado (..) y sus actividades de proselitismo político", explicó el presidente del Tribunal Constitucional, Manuel José Cepeda.

Añadió que desde los seis meses anteriores a los comicios, "no se pueden desviar los bienes propios de las funciones públicas" y de esa forma el gobernante-candidato debe hacer las tareas políticas desde una sede diferente al palacio presidencial.

Con todo, el mandatario puede seguir utilizando bienes oficiales para su seguridad personal, "así como el estado también le debe brindar a los demás candidatos presidenciales protección".

La interpretación del tribunal también subraya que a partir del plazo mencionado no se podrán utilizar canales de comunicación del Estado para transmitir discursos presidenciales o interrumpir la programación para transmitir cadenas.

Además del presidente Uribe, en las elecciones de 2006 han anunciado que serán candidatos, entre otros, el liberal Horacio Serpa, el ex guerrillero Antonio Navarro y el jurista Carlos Gaviria.

Las últimas encuestas de preferencias electorales conceden a Uribe un respaldo de más del 50 por ciento si los comicios fueran ahora, pero no está claro si sería reelegido en una primera vuelta.