Arabes condenan terrorismo pero no renuncian derecho resistencia

Por domingo 27 de noviembre, 2005

Barcelona (España), 27 nov (EFE).- Los líderes de la Unión Europea (UE) y sus vecinos del sur del Mediterráneo han multiplicado sus esfuerzos para llegar a una solución de compromiso sobre los dos asuntos claves de la cumbre: el terrorismo y la inmigración.

Los negociadores árabes en la reunión preparatoria de la primera Cumbre Euromediterránea manifestaron su condena del terrorismo con todas sus formas, pero que no renunciarían al derecho de la resistencia contra la ocupación.

Esta postura, a la que se oponen los israelíes, llevó a que se multipliquen los esfuerzos de las partes, incluida la europea, para llegar a una solución de compromiso antes de que se inaugure mañana la primera cumbre euromediterránea, con la que se quiere conmemorar el décimo aniversario del proceso de diálogo entre las dos partes.

El Rey Juan Carlos de España, en una cena ofrecida esta noche a los participantes en la cumbre, dijo que el "proceso euromediterráneo responde a una necesidad política, estratégica, económica y social, y ha sido concebido para poder afrontar los retos de más paz, más estabilidad y más desarrollo en beneficio de los países que lo integramos".

Sobre estas bases, "nuestra Asociación Euromediterránea ha de constituir un elemento clave en la adopción de políticas operativas, capaces de afrontar nuevos desafíos y de contribuir a generar los avances y progresos que todos anhelamos", dijo el Rey.

Volviendo a la negociación sobre el código antiterrorista, el ministro de Estado argelino, Abdelaziz Beljadem, dijo a EFE que "cada parte aún mantiene su postura. Hay intentos para llegar a una formula aceptable".

La ausencia de los líderes de Oriente Medio dificulta la tarea de las negociaciones del Código de Conducta contra el terrorismo, al faltar personajes claves como el presidente egipcio, Hosni Mubarak; el sirio, Bachar al Asad, el rey Abdalá II de Jordania y el primer ministro israelí, Ariel Sharón.

El presidente del Parlamento Europeo, el español Josep Borrell, consideró hoy que esa ausencia, tremendamente significativa en el lado árabe, es el "símbolo del desencuentro" y lamentó que en conjunto la "lectura no es muy favorecedora".

"Si quieren favorecer el proceso negociador iniciado hace diez años, su presencia habría sido de gran utilidad", dijo Borrell, en una rueda de prensa.

El Alto Representante de la Unión Europea para la Política Exterior y de Seguridad Común, el español Javier Solana, consideró que las ausencias de notables líderes árabes y el primer ministro de Israel, Ariel Sharon, en la Cumbre de Barcelona "no devalúa" la cita.

"Lo importante no es quien es el portavoz del debate, sino cuál es el contenido de la resolución, de lo que discutimos aquí, y eso, yo creo que va a ser un éxito, estará bien y será un gran impulso para seguir adelante", expresó en declaraciones a los periodistas.

El primer ministro británico, Tony Blair, aseguró hoy en Barcelona que la apertura de la frontera palestina de Rafah, entre Gaza y Egipto, demuestra que se pueden lograr progresos en el proceso de paz de Oriente Medio, donde el terrorismo "no es la solución sino un obstáculo".

"Por muy difícil que sea, se pueden hacer progresos", señaló Blair, en una rueda de prensa con el líder palestino, Mahmud Abbás, el presidente de la Comisión Europea, el portugués José Manuel Durao Barroso, y el alto representante de la UE para la Política Exterior, Javier Solana.

Blair subrayó el deseo de toda la comunidad internacional, y en particular de la Unión Europea, de alcanzar una solución de dos estados, uno Israel, que pueda coexistir en seguridad con un estado palestino viable.

"Este es un objetivo estratégico importante para toda la comunidad internacional y la UE, y haremos todo lo que podamos para que avance", declaró el primer ministro británico.

Según Blair, cuyo país preside este segundo semestre de 2005 la Unión Europea, este proceso y el recurso al terrorismo "son dos cosas muy diferentes".

El presidente palestino condenó el terrorismo y prometió actuar por el mantenimiento de la seguridad en favor del proceso político con Israel.

Reiteró que "la seguridad es un asunto importante, y actuaremos para mantenerla y para que no ocurran incidentes que afecten al proceso de paz o a nuestras relaciones con la comunidad internacional".

En este contexto, insistió en que la Autoridad Nacional Palestina "condena el terrorismo que no puede solucionar ningún problema, sino puede complicarlas aún más. El terrorismo es para nosotros inaceptable".EFE