Asociación de Esposas de Oficiales de las Fuerzas reparten raciones navideñas

Por jueves 15 de diciembre, 2005

El Secretario de Estado de Las Fuerzas Armadas, almirante Sigfrido Pared Pérez, encabezó la entrega de raciones navideñas, realizadas por la Asociación de Esposas de Oficiales de las Fuerzas Armadas, que preside su esposa la doctora Rosalba Oleaga de Pared, en la base naval de Las Calderas, en Baní.

En un gesto de solidaridad, el alto jefe militar viajó hasta la provincia sureña para estar presente en la actividad con la que ADEOFA continuó el reparto de raciones alimenticias que desde hace dos semanas inicio en varios puntos del país y que concluirán, el próximo 23 de diciembre, con la entrega en sede de la Secretaría de Las Fuerzas Armadas.

Los repartos realizado por la asociación de Esposas de Oficiales de las Fuerzas Armadas, contienen arroz, habichuela, aceite, azúcar, pastas alimenticias, dulces navideños, bebidas, guandules, galletas y leche, entre otros.

La institución ha invertido más de cinco millones de pesos en compra de alimentos y juguetes para ser entregados a oficiales subalternos y alistados en Santo Domingo, Baní, San Cristóbal, Miches, Cabeza de Toro, Sabana de la Mar, Barahona, San Juan de la Maguana, Azua, Elías Piña, Las Matas de Farfán, y Duvergé, entre otros.

Los repartos de ADEOFA que se iniciaron el pasado 5 de diciembre en el Instituto de los Derechos Humanos de Las Fuerzas Armadas, han continuado en la Dirección de Dragas, de la Marina de Guerra, el Instituto Militar de Educación Superior, La Base Aérea de San Isidro, El Instituto Cartográfico, Comunidades Fronterizas y los Instituto Tecnológicos, entre otros.

Durante las entregas realizadas por ADEOFA, se han rifados numerosos premios como televisores, lavadoras, estufas de mesa, licuadoras, neveras, inversores, planchas. Además de premios en efectivos.

La señora Rosalba Oleaga de Pared resaltó la importancia de llevar en esta época del año, un presente a los soldados dominicanos en puntos tan lejanos como Elías Piña y Duvergé, con el objetivo de contribuir con su canasta alimenticia, al tiempo de repartir juguetes para sus hijos.