Augusto Pinochet fichado como presunto delincuente

Por miércoles 28 de diciembre, 2005

Santiago de Chile, 28 dic (EFE).- Casi cinco años después de su primer procesamiento por violaciones a los derechos humanos, el ex dictador chileno Augusto Pinochet ha sido fichado por primera vez como cualquier otro presunto delincuente.

El ex gobernante de facto (1973-1990) debió estampar hoy sus huellas digitales y posar de frente y de perfil para la foto de su ficha policial, que se agregará al expediente del juicio por los crímenes de la Operación Colombo.

La diligencia tuvo lugar en la mansión que el ex dictador posee en el barrio santiaguino de La Dehesa, donde permanece bajo arresto domiciliario desde el 24 de noviembre, cuando fue procesado por el juez Víctor Montiglio, como autor de seis secuestros calificados (desapariciones).

El 5 de diciembre, Montiglio lo procesó nuevamente, por otras tres víctimas de la Operación Colombo, montada en 1975 para encubrir la desaparición de 119 opositores a la dictadura.

La defensa del nonagenario general trató de anular los procesamientos con sendos recursos de amparo que fueron rechazados esta semana definitivamente por la Corte Suprema, con lo cual su enjuiciamiento quedó, como se dice en la jerga legal, "a firme" y se debía proceder al fichaje.

Pinochet fue procesado por primera vez a fines de enero de 2001 por los crímenes de la "Caravana de la Muerte", una comitiva militar que ejecutó a decenas de presos políticos en 1973.

Sin embargo, el juez del caso, Juan Guzmán, no logró cumplir el trámite de la ficha y después de dos intentos fallidos debió aceptar como historial los antecedentes de Pinochet existentes en el Registro Civil, que todos los chilenos deben consignar cuando obtienen su carné de identidad.

El año pasado, Guzmán procesó nuevamente al ex dictador, en el juicio por los crímenes de la "Operación Cóndor", la Coordinación que existió en la década de 1970 y parte de la de 1980 entre las dictaduras del Cono sur para eliminar opositores.

Esa vez el magistrado, que se jubiló el pasado abril, ni siquiera intentó fichar al procesado y unió al expediente el documento anterior.

En el proceso de las cuentas secretas, en el que Pinochet está procesado por cuatro delitos de corrupción, el juez a cargo, Carlos Cerda no ha ordenado aún fichar al militar jubilado, por haber recursos pendientes de la defensa que deben ser resueltos por los tribunales superiores.

Si ese procesamiento llega a quedar "a firme", Cerda tendrá la opción de unir al expediente la ficha de la Operación Colombo.

El procedimiento fue cumplido hoy por funcionarios del Registro Civil y de la Policía, que debieron esperar más de una hora para cumplir la orden del juez Montiglio y lograr que Pinochet "tocara el piano", como se conoce al acto de fichar para la policía en el argot del bajo mundo.

La orden del juez de fichar al ex gobernante se conoció poco después que el abogado querellante Hernán Quezada solicitase el cumplimiento del trámite.

"En Chile todo presunto delincuente, una vez que es sometido a proceso, debe ser 'prontuariado' (fichado). Augusto Pinochet interpuso recursos de amparo que fueron rechazado por la Corte de Apelaciones y por la Corte Suprema y por lo tanto corresponde que se realice esta diligencia. Es un trámite normal dentro del procedimiento penal chileno", dijo Quezada a los periodistas.

El abogado defensor del ex gobernante, Pablo Rodríguez, afirmó por su parte que se trata de "un agravio" y una medida "arbitraria" pues en su opinión "todavía no se encuentra ejecutoriada la resolución por la se procesa al general Pinochet".

Agregó que había conversado con su cliente y que éste le dijo que no entendía de qué se trataba.

"Conversé esto con el general Pinochet y la señora Lucía (Hiriart, su esposa), les expliqué que es una circunstancia y vamos a cumplir con la resolución, aunque nos duele que sea inoportuna, que sea arbitraria y que se adopte en un momento en que no corresponde", explicó.

En tanto, la Corte de Apelaciones resolvió hoy votar el próximo viernes un nuevo desafuero de Augusto Pinochet, para que sea investigado por malversación de fondos públicos, en el marco del juicio por las cuentas secretas que manejaba en el exterior.

El plenario del tribunal de alzada escuchó hoy los alegatos de las partes, pero decidió posponer su decisión, que puede abrir el camino a un nuevo procesamiento del ex gobernante.

En este juicio, que lleva el juez Carlos Cerda, Pinochet ya fue desaforado y el pasado noviembre el magistrado lo procesó por fraude tributario, falsificación de instrumento público, falsificación de pasaportes y omisión de bienes en una declaración jurada. EFE