Auro Sónico publica “Visita de un adulto recién nacido”

Por admin viernes 25 de enero, 2008

Auro Sónico, el mismo que nos ha deleitado por años con las canciones de su agrupación –Auro&CLEMT-, sorprende en otra faceta, la de escritor. Su aventura literaria lleva por nombre “Visita de un adulto recién nacido”, una obra impulsada por su necesidad “de expresar, reflexionar y servir”.

El libro, que nació a partir de sus colaboraciones como columnista del Periódico El Caribe, fue presentado recientemente en el Hard Rock Café Santo Domingo. A la actividad acudieron los fanáticos de este popular intérprete dominico-colombiano de rock, colegas, amigos, colaboradores y representantes de las marcas patrocinadoras de este nuevo proyecto, quienes disfrutaron de un “performance” especial a cargo del autor.

“Visita de un adulto recién nacido” es el producto final de un largo periodo de trabajo y ponderación, un primer libro que se debate entre fantasía, realidad y espiritualismo, y que Auro encaja en un género que llama “espiritualidad-pop”.

La obra está compuesta por una serie de textos cortos, divididos en tres grandes bloques: “Canal”, “Tierra” y “Spleen”. El primero reúne escritos inspiradores, que nutren el alma “a través de propuestas para la comprensión de las cosas, viajes de fantasía para relajar el pensamiento o enunciados para afirmar la divinidad y el poder de ser humano en conciencia”, explica el autor. “Tierra”, por su lado, tiene que ver más con las cosas cotidianas, planteamientos e interpretaciones de situaciones que a todos nos pueden tocar. Y “Spleen”, “nuestra naturaleza en el sentido del reclamo e indignación, pero siempre con la intención de sanar y servir”, destaca el novel escritor, que también se apresta a lanzar una nueva producción de Auro&CLEMT “Amaryyosol”.

“Visita de un adulto recién nacido”, de Auro Sónico, fue lanzado el pasado 23 de enero en el Hard Rock Café Santo Domingo. El libro está a la venta en UepaTickets at Movie Max Bella Vista Mall, Encuentro Artesanal, Rock Shop de HRC y Modafoca. Cuesta 300 pesos.