Bandera a medida asta en protesta por la intervención

Por miércoles 30 de noviembre, 2005

Santiago.-En un gesto con poco precedentes en el país, la Bandera Nacional ondeó este martes 29 de noviembre “a media asta” en este municipio cibaeño, como muestra de rebeldía ante la Patria mancillada por la primera intervención militar norteamericana a nuestra nación, ocurrida en el año de 1916.

El síndico José Enrique Sued Sem, tal vez el único que recuerde la fecha en el país a este nivel, también ha instruido de que la misma disposición se cumpla cada 28 de abril, cuando la patria que vio nacer a prohombres y mujeres que han ofrenda su sangre en aras de la libertad, que recuerda la segunda ocupación norteamericana, esta registrada en 1965.

El Ayuntamiento local emitió una declaración en la que dice que “la bandera ondeara a media asta en rechazo a las dos intervenciones de los Estados Unidos al suelo patrio”.

Este martes, contrario a los demás días, la Bandera Nacional no fue subida hasta “el tope” como repudio a esos negros episodios de nuestra historia.

Esto se hace desde que Sued Sem asumió la dirección de la corporación edilicia.

Esto es un gesto que la población ha recibido con fervorosidad por provenir, principalmente, de un sindico que no tiene “ni pinta de izquierdista ni revolucionario” ya que pertenece a las filas del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC).

Pero Sued ha dicho en reiteradas ocasiones que tanto la intervención por parte de tropas de infantería de los Estados Unidos del 29 de noviembre de 1916, como la del 28 de Abril de 1965, “han sido afrentas para el país”.

“En esas fechas la dignidad nacional fue herida de muerte ya que nuestro país era ocupado por un ejercito extranjero, lo que para cualquier dominicano que se respete, es inaceptable”, proclamo el alcalde municipal.

Sobre las ocupaciones norteamericana en nuestra nación sufrió la primera agresión norteamericana en 1916 cuando decenas de sus marines desembarcaron por el Noroeste, siendo enfrentados con valor y arrojo en Mao por un grupo de patriotas.

En La Barranquita, de la provincia de Valverde, los dominicanos mal armados y poco alimentados, hicieron frente a los invasores utilizando incluso abejas como defensa.

En esa ciudad se levanto un Monumento en su memoria llamado La Barranquita, el cual es un símbolo al heroísmo, a la dignidad y una exaltación.

La historia volvió a repetirse en 1965 cuando miles de tropas norteamericanas pisaron de nuevo suelo patrio bajo el falso pretexto de que el golpe militar del 24 de abril de ese año, que procuraba restablecer al profesor Juan Bosch en la presidencia, era de factura comunista.

Y, a 89 años de la primera ocupación y a 40 de la segunda, el sindico municipal no ha querido que estos acontecimientos pasen definitivamente al olvido, como parece ocurrir.

Por eso ha dispuesto que cada 29 de noviembre y 28 de abril, respectivamente, la Bandera Nacional, la enseña de la patria, ondee a media asta, como ocurrió ayer martes en todas las plazas y parques de Santiago.

“Esto seguirá haciéndose mientras yo permanezca como sindico en este municipio”, proclamo Sued Sem.

La decisión no ha dejado de causar sorpresa entre los sectores santiagueros pero también satisfacción y orgullo de que todavía aparezcan funcionarios que le duela la patria y que reclame dignidad para la soberanía mancillada.