Barco que derramó combustible tendrá que pagar RD$7 millones

Por admin domingo 9 de marzo, 2008

La Secretaría de Estado de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARENA) sancionó a la embarcación Seaboard Caribbean, de bandera liberiana, y a su propietaria Niels Jules 1, a pagar unos RD$7 millones por concepto de multa y gastos de remediación del derrame de unos mil galones de fueloil el domingo 2 de marzo en las inmediaciones del puerto multimodal Caucedo de Andrés, Boca Chica.

La resolución 02-2008, del 7 de marzo, establece como sanción administrativa una multa de RD$3,659,608.20, equivalente a 1,380 salarios mínimos, además del pago de los costos de remediación de dos playas próximas al puerto, ascendentes a RD$3,435,706.30 a favor de la SEMARENA, que cubrió los servicios de una empresa especializada en este tipo de procesos. El monto de la multa se calculó basándose en el reglamento de sanciones administrativas de la Secretaría.

La Procuraduría de Medio Ambiente lleva el caso ante la Justicia y queda pendiente otra sanción administrativa de la Secretaría porque la contaminación afectó peces, corales, algas y ecosistemas, así como a plantas y animales microscópicos. Esto se traduce “en una pérdida potencial de generación y de poblaciones diversas de la flora y fauna marinas y costeras, que podría implicar, para ciertas especies entre tres y 10 años para su recuperación o regeneración”, según el informe técnico.

Los trabajos de remediación de las playas más afectadas (la “Playita”, ubicada frente a la Capitanía de la Marina de Guerra en la zona, y otra próxima al puerto Caucedo) están en su fase final, por lo que estos balnearios públicos estarán habilitados para la Semana Santa. El derrame no tocó las playas de Andrés, Boca Chica, ni de los hoteles de Juan Dolio y la marina del Club Náutico.

La remediación consistió en recolectar la mancha de hidrocarburo sobre la superficie del agua, limpiar el material que llegó a las playas, colectar las plantas y animales marinos, basura y cualquier otro objeto con residuos del hidrocarburo, cedacear la arena y usar papel oleofílico, que absorbió el combustible.