Belliard continua con los Indios y Castilla se va a los Padres

Por viernes 4 de noviembre, 2005

Houston (EEUU), (EFE).- Los cambios y fichajes dentro del béisbol profesional de las Grandes Ligas continuaron una jornada más con dos peloteros latinos como protagonistas, después que el toletero mexicano Vinny Castilla cambió de equipo y el jugador de cuadro dominicano Ronnie Belliard permaneció con los Indios.

Castilla, que jugó la pasada temporada como tercera base de los Nacionales de Washingto fue traspasado a los Padres de San Diego por el lanzador derecho Brian Lawrence y dinero en efectivo.

Los Nacionales con la salida de Castilla permitirán al novato Ryan Zimmerman, el cuarto pelotero elegido en el reclutamiento aficionado del pasado junio, ocupar el puesto de titular en la tercera base cuando de comienzo la próxima temporada.

El gerente general de los Nacionales, Jim Bowden, tuvo palabras de agradecimiento por toda la aportación que había hecho al equipo en su debut en la nueva sede de Washington y que había sido todo un éxito tanto deportivo como de asistencia de aficionados.

"Pero era necesario hacer el cambio para que Zimmerman tenga abierto el camino a la titularidad y demostrar lo que creemos va a ser pelotero que ocupe durante mucho tiempo esa posición", destacó Bowden.

Zimmerman, que bateó para .397 con 10 dobles en 58 turnos al plato, el lugar de Castilla, demostró que tenía todo el potencial para ser el futuro titular de los Nacionales.

Mientras los Padres buscan solucionar el grave problema que tuvieron durante toda la pasada temporada en la posición de la tercera base después que Sean Burroughs no rindió como se esperaba y tuvo que ser enviado a las ligas mejores.

El pasado julio, los Padres contrataron a Joe Randa en un cambio con los Rojos de Cincinnati, pero tampoco resulto demasiado positivo y además Randa se acogió a la opción de ser agente libre.

Castilla de 38 años, se vio afectado por una tendinitis en la rodilla la temporada pasada y no pudo rendir como en campañas anteriores aunque al final tuvo .253 de promedio de bateo, con 12 cuadrangulares y 66 carreras producidas.

El toletero mexicano había llegado a los Nacionales con un contrato por dos años y 6,2 millones de dólares después que en la temporada del 2004 con los Rockies de Colorado había sido el mejor remolcador de la Liga Nacional.

Mientras, los Indios confirmaron toda la confianza que tienen en el intermedista dominicano Belliard al quedarse con la cláusula de un año más de contrato y cuatro millones de dólares, evitando que se convirtiese en agente libre.

Belliard, uno de los mejores y menos reconocidos jugadores de los nuevos Indios, la pasada temporada, su segunda con el equipo, consiguió .284 de promedio de bateo, con 17 cuadrangulares, 36 dobletes, y 78 impulsadas.

El segunda base dominicano también jugó una excelente defensa al quedarse con el quinto mejor porcentaje de fildeo en su posición dentro de la Liga Americana.

El rendimiento de Belliard con los Indios ha sido algo que no se esperaba el propio equipo cuando lo ficharon en el 2003 para que fuese un jugador temporal en la posición mientras se desarrollaba el prospecto Brandon Phillips en las ligas menores.

Pero Belliard, que actualmente juega en la liga invernal dominicana con los Tigres del Licey, respondió con su mejor rendimiento y fue seleccionado para el Partido de las Estrellas en la temporada del 2004 y logró su mejor rendimiento en la del 2005, siendo una de las claves del triunfo del equipo, que lucho por estar en la fase final del campeonato y título de la División Central.

El intermedista antillano, que tuvo .280 de promedio de bateo en cada mes de la campaña excepto agosto, incrementó su producción en la recta final de la liga con .299 de promedio de bateo en septiembre y la primera semana de octubre.EFE