Bendixen acomoda margen error

Por Carlos Luis Baron lunes 7 de mayo, 2012

Sergio Bendixen ofreció recientemente los resultados de una encuesta realizada entre el 27 de abril y el tres de mayo, donde atribuye a Hipólito Mejía una intención de voto de un 50 porciento.

Bendixen & Amandi es la única encuestadora extranjera que no da a Danilo Medina como puntero y acusa a otras prestigiosas firmas internacionales de estar violando los resultados de los estudios que se han publicado recientemente.

Sin embargo, una revisión simple de las dos últimas encuestas de Bendixen & Amandi revela que algo raro está pasando con esa firma y sus servicios al candidato presidencial del Partido Revolucionario Dominicano (PRD).

La encuesta realizada por Bendixen del 3 al 16 de abril retropróximo se hizo con una muestra de tres mil 371, para la cual se estableció como aceptable un 1.7% como margen de error.

Diez días después inicia un nuevo estudio, esta vez con una muestra de mil 200, para la cual estableció un margen de error de un dos porciento.

Como Bendixen afirma que las demás encuestadoras están variando los resultados de los levantamientos que realizan, nosotros nos permitimos asegurar que su empresa está acomodando, en su último trabajo publicado, el margen de error.

Ello así, pues en la encuesta de mediados de abril asumió correctamente el margen de error, pero en la que se dió a conocer a principios de mayo se hizo un acomodamiento del mismo.

El margen de error se calcula por una fórmula de Estadística Inferencial que al ser aplicada a una muestra de mil 200 resulta igual a 2.8%.

¿Por cuál razón Bendixen disminuyó casi un 30 porciento el margen de error en su última encuesta publicada?

Es lógico asumir que las desacertadas declaraciones públicas de Mejía producen mermas en las preferencias hacia su candidatura presidencial y ello debe reflejarse en los sondeos de la firma encuestadora que le asesora.

Es por ello que a diez días de haber realizado una encuesta donde Mejía aparecía con 53.5%, entre el 26 de abril y el tres de mayo, la encuestadora Bendixen & Amandi “realiza” a todo vapor un nuevo estudio donde le dice a su cliente que perdió 3.5 puntos porcentuales, “colocándolo” en un 50% de la intención de voto del universo cuestionado.

En la encuesta de mediados de abril la diferencia que Bendixen presenta a favor de Mejía era de 10.30 puntos porcentuales y diez días después baja a 6.10 puntos.

La magia de acomodar el margen de error en un 2% consistiría en que si se aplica en forma negativa la intención de voto hacia Mejía sería de 49% que es mucho más atractivo que un 48.6% cuando se aplica el real margen de error de un 2.8%, pese a la pequeña diferencia.

En adición al acomodamiento del margen de error, Bendixen sabe perfectamente que la muestra que ha estado utilizando en sus encuestas no es representativa de toda la población que está registrada para ejercer el sufragio este 20 de mayo. Mejía también está consciente de ello.

Su firma, como otras encuestadoras, están sobredimensionando los resultados al extrapolarlos incorrectamente, pues los consultados obtenidos de la muestra representarían la opinión del 94.95 porciento de la población que vota en territorio dominicano.

Si los resultados de la última encuesta Bendixen se extrapolan a ese universo, esa firma llevaría a Mejía hasta el 46.14%, posición que contradice a cinco firmas encuestadoras de renombre internacional que realizaron estudios entre el 7 de abril y el primero de mayo, y la intención de voto hacia Mejía promedia 43.96%.