Benedicto XVI: Enseñanza de la religión debe ser transmitir la fe

Por domingo 27 de noviembre, 2005

Roma, 26 nov (EFE).- El papa Benedicto XVI ha afirmado hoy que la enseñanza de la religión en la escuela "debe conservar su auténtica dimensión evangélica de transmisión y testimonio de la fe". El pontífice hizo esa aseveración en un discurso a los prelados de la Conferencia Episcopal de Polonia, con los que se ha reunido ayer.

"Sobre la enseñanza de la religión y de la catequesis en la escuela no se puede reducir esta materia a la dimensión de religionología o de la ciencia de la religión, como esperan algunos", manifestó.

El Papa, que en su etapa de cardenal fue prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe (antigua Inquisición), órgano encargado de velar por la ortodoxia católica, añadió: "la enseñanza de la religión en la escuela, impartida por docentes religiosos y laicos (…) debe conservar su auténtica dimensión evangélica de trasmisión y testimonio de la fe".

El Obispo de Roma afirmó que "la familia permanece siendo la cuna fundamental de la formación de la persona humana" y después aseguró que "la formación de las jóvenes generaciones es una competencia que atañe a los padres, la Iglesia y el Estado".

Por ello, el máximo jefe de la Iglesia Católica dijo que, "respetando una oportuna autonomía, es necesaria una estrechísima colaboración de la Iglesia con la escuela, con las universidad y con otras instituciones laicas que se ocupan de la educación de los jóvenes".

Benedicto XVI animó a sus seguidores a expandir el catolicismo y les dijo también que los medios de comunicación de masas "pueden constituir un precioso instrumento de evangelización".

En ese sentido, hizo un llamamiento "a los hombres de la Iglesia, especialmente a los cristianos laicos" para promover en un radio aún mayor los valores evangélicos por medio de la prensa, de la radio, de la televisión e de internet".

Y agregó: "Una tarea importante de los pastores de la Iglesia es la solicitud no sólo de una preparación profesional de los operadores de los medios de comunicación de masas, sino también su formación espiritual, humana y ética".

Con esta intención, animó a los obispos a establecer "un benévolo contacto con los ambientes periodísticos y con otros operadores de los medios" y les dijo que "podría ser oportuno la organización para ellos del correspondiente sector de la pastoral". EFE