Benedicto XVI recibió a presidente Federación Luterana Mundial

Por lunes 7 de noviembre, 2005

Ciudad del Vaticano, (EFE).- Benedicto XVI, que recibió hoy, lunes, al presidente de la Federación Luterana Mundial, Mark Hanson, consideró que ambas iglesias deben comprender con mayor profundidad lo que les une y lo que les divide.

El Papa consideró, ante el 151 aniversario del nacimiento de la Reforma de Martin Lutero, que "debemos intensificar nuestros esfuerzos para comprender más profundamente lo que tenemos en común y lo que nos divide, así como los dones que podemos ofrecernos recíprocamente".

Joseph Ratzinger recordó los "estrechos contactos e intenso diálogo ecuménico" que desde hace años mantienen la Iglesia católica y la Federación Luterana Mundial y destacó la importancia, en el "camino común hacia una plena y visible unidad", de la firma de la declaración conjunta sobre la doctrina de la justificación.

La "justificación" es la forma por la que se salva el hombre y mientras los católicos creen que para la salvación son muy importantes las obras, los protestantes afirman que la gracia divina tiene fuerza suficiente para redimir sin necesidad de contrapartidas.

Benedicto XVI señaló que esas diferencias permanecen y "debemos aceptarlas".

El Papa mostró su esperanza en que los avances futuros del diálogo entre católicos y luteranos no sea sólo en las cuestiones "institucionales", sino que tenga en consideración la verdadera fuente de todo el misterio de la Iglesia.

El camino ecuménico "seguirá encontrado dificultades y exigirá paciencia y diálogo", consideró Ratzinger, quien se dijo "animado" por la solida tradición de estudio e intercambio que ha caracterizado las relaciones católico-luteranas a lo largo de los años".

Benedicto XVI y Hanson también trataron sobre los desafíos "éticos y sociales" a los que los cristianos deben hacer frente juntos.

Harson esperó que en este momento de la historia "en el que la familia humana sufre tanto debido a las guerras de diferente origen, a las catástrofes naturales, enfermedades y pobreza, nuestras iglesias puedan ser puente de comunión y servicio, que era y sigue siendo el proyecto de Cristo para su iglesia".

Además, el responsable luterano expresó su "sincero aprecio por el firme compromiso del Papa para promover el diálogo ecuménico". EFE