“Beta” se disipó completamente pero sus efectos aún se sienten

Por lunes 31 de octubre, 2005

Managua,(EFE).- "Beta" se degradó de depresión tropical a un sistema de baja presión que origina algunas lluvias en Nicaragua, mientras el gobierno confirmó que el fenómeno no cobró vidas, sólo daños que hoy empezaron a evaluarse.

La jefa de Meteorología de Nicaragua, Milagros Castro, informó hoy a EFE de que "Beta", que el domingo azotó el Caribe Sur como un huracán de categoría dos en la escala de intensidad de Saffir-Simpson (de cinco grados), se degradó anoche a depresión tropical y que hoy "se disipó completamente", mientras cruzaba la parte central del territorio nacional.

"El fenómeno 'Beta' ya no existe, se disipó completamente y lo que hay ahora es un remanente que se conoce como baja presión que ha provocado algunas lluvias, pero eso es normal", dijo Castro.

Indicó que la alerta "roja" (máxima) se levantó en el Caribe, pero que la "amarilla" (prevención) se mantendrá en todo el territorio nacional hasta que Bolaños lo considere conveniente.

El ciclón impactó la madrugada del domingo en la zona de Karawala y Sandy Bay, en el Caribe Sur, luego de hacer un giro de 90 grados cuando se dirigía a Puerto Cabezas, capital del Caribe Norte.

Mientras tanto el presidente nicaragüense, Enrique Bolaños, reiteró hoy en un programa de televisión local que el fenómeno natural no ha causado hasta ahora víctimas mortales.

Posteriormente, el jefe de la Defensa Civil, Mario Perezcasar dijo hoy en rueda de prensa que hay un herido y cuatro personas que se encuentran desaparecidas en el municipio de Laguna de Perlas, al norte de Bluefields, capital del Caribe Sur y que han iniciado su búsqueda.

También estaba extraviada una embarcación con cuatro tripulantes en alta mar, en el Caribe Norte, pero fue rescatada hoy por el buque cisterna "Vicky B", de bandera panameña, informó a EFE el capitán de corbeta José Marín, de la Fuerza Naval de Puerto Cabezas.

Perezcasar señaló que aunque "Beta" no cobró vidas, destruyó cerca del 80 por ciento de las casas de cuatro comunidades ubicadas al norte de Bluefields.

El informe preliminar presentado por Perezcasar señala que la mayoría de las humildes casas de las comunidades de Sandy Bay, Karawala, Waspado y Kara, ubicadas al norte de Bluefields, fueron dañadas por los vientos y lluvias del "Beta".

Indicó que el fenómeno destruyó las endebles viviendas de madera de esas zonas caribeñas en las que habitan cerca de 3.000 personas, en su mayoría indígenas de las etnias mískito, sumo y rama.

El alto mando dijo que de las 17.812 personas que buscaron refugio en 22 albergues en todo el Caribe, hoy solo permanecen 5.675.

Señaló que Defensa Civil realizará hoy un recorrido aéreo por la zona donde impactó "Beta" para ver si existe alguna comunidad aislada, con el fin de llevarle ayuda.

Perezcasar aseguró que existen alimentos para cubrir unos diez días a las más de 5.000 personas que se encuentran en albergues.

En Honduras, las lluvias causadas por "Beta" dejaron unos 11.100 evacuados, informó hoy el presidente Ricardo Maduro.

El gobernante indicó a los periodistas que la mayoría de los evacuados se registran en el departamento de Gracias a Dios, al este, frente al Caribe, limítrofe con Nicaragua.

Las lluvias que han caído en el Caribe hondureño han dejado incomunicadas a algunas comunidades de los departamentos de Atlántida y Colón.

Según la Comisión Permanente de Contingencias (COPECO), las principales carreteras no han sufrido daños, solamente algunas secundarias en las que han colapsado al menos dos puentes.

La Dirección de Protección Civil de El Salvador informó hoy que se mantiene la alerta decretada el domingo en prevención por las lluvias que podría provocar "Beta", principalmente en el este del país. EFE