Blair rechaza investigación sobre vuelos de CIA en el Reino Unido

Por miércoles 14 de diciembre, 2005

Londres, 14 dic (EFE).- El primer ministro británico, Tony Blair, rechazó hoy la petición del partido Liberal Demócrata para que se investiguen las supuestas escalas de vuelos de la CIA en el Reino Unido a fin de trasladar a sospechosos de terrorismo a eventuales centros de tortura. En la sesión de preguntas al primer ministro en el Parlamento, Blair consideró "completamente absurdo" investigar cada avión estadounidense que llega al Reino Unido.

El jefe del Ejecutivo británico insistió en que su Gobierno estaba "completa y totalmente opuesto a la tortura o al maltrato en cualquier circunstancia".

"Nuestro país ha firmado las convenciones de la ONU contra el uso de tortura. Continuaremos, desde luego, defendiendo su contenido", añadió.

El líder liberal demócrata, Charles Kennedy, subrayó, por su parte, que el Gobierno británico tiene la obligación "moral y legal" de llevar a cabo esa investigación.

Kennedy destacó que los Gobiernos de España, Italia, Alemania y Canada han abiertos investigaciones sobre esos vuelos y se preguntó: "¿Por qué no el Reino Unido?".

"Si los sospechosos de terrorismo no están siendo trasladados a un tercer país para ser torturados o recibir malos tratos, ¿puede explicar cuáles son los propósitos de ese traslado?", espetó a Blair.

También el ministro británico de Exteriores, Jack Straw, ha descartado ordenar una investigación judicial independiente en el Reino Unido sobre esas supuestas escalas.

En una comparecencia ayer ante la comisión de Asuntos Exteriores del Parlamento, Straw reiteró que una investigación interna del Gobierno no ha detectado ningún vuelo sospechoso, aunque sí hay constancia de varios que se realizaron con el debido permiso.

Un grupo de organizaciones de defensa de los derechos civiles, entre ellas Liberty, ha pedido a la Policía británica que investigue la veracidad de informaciones periodísticas aparecidas los últimos días sobre la escala en este país de vuelos de EEUU de traslado de sospechosos a terceros países.