Brasil enviará delegación a Londres para aclarar muerte Menezes

Por viernes 19 de agosto, 2005

Brasilia, 18 ago (EFE).- El Gobierno de Brasil enviará la próxima semana una delegación a Londres para informarse de la marcha de las investigaciones en torno a la muerte del joven brasileño abatido por policías británicos que lo confundieron con un terrorista.

La delegación brasileña, compuesta por dos altos funcionarios de la Procuraduría y del Ministerio de Justicia, viajará a Londres el próximo lunes, informó hoy el ministerio de Relaciones Exteriores.

El anuncio fue hecho tras la filtración de documentos en la prensa londinense según los cuales el electricista Jean Charles de Menezes no huía de la policía británica cuando fue confundido por un terrorista y muerto a tiros por agentes de Scotland Yard.

"Las más recientes noticias, acompañadas de imágenes de fuerte impacto, relativas a las circunstancias trágicas que resultaron en la muerte del ciudadano brasileño el 22 de julio agravan el sentimiento de indignación del Gobierno brasileño", afirmó la cancillería en un comunicado.

Según el ministerio de Relaciones Exteriores, ante tal hecho y tras lo acordado en contactos ya establecidos con las autoridades británicas, el gobierno brasileño decidió enviar una delegación que busque un esclarecimiento del caso.

Los enviados se entrevistarán con representantes de la Comisión Independiente de Investigación de Quejas a la Policía (IPCC), encargada de averiguar las circunstancias de la muerte de Menezes, con oficiales policiales y otras autoridades británicas.

"La expectativa del gobierno brasileño es obtener amplios esclarecimientos, incluso sobre las noticias recientes divulgadas por la prensa", según la nota de la cancillería.

El comunicado constituye la primera reacción oficial de Brasil a la divulgación de documentos de la investigación que indican que el brasileño no huía de la policía ni vestía una prenda abultada en la que podía ocultar artefactos explosivos cuando fue abatido.

La muerte de Menezes tuvo lugar un día después de una serie de atentados fallidos en Londres, que siguieron a los perpetrados el 7 de julio, que causaron la muerte a más de 50 personas.

De Menezes, un electricista de 27 años que residía en Reino Unido desde hacía cinco, fue tiroteado por agentes de la policía británica que lo confundieron con un terrorista porque presuntamente ignoró una orden de detenerse en una estación del metro de Londres y al parecer llevaba un abrigo en el que podía esconder una bomba.

La filtración de documentos de la investigación mostró que el brasileño ignoraba que era seguido por la policía y que no huía de los agentes ni saltó las barreras de la estación de metro, sino que caminaba tranquilamente y llegó a tomar un ejemplar de un diario gratuito antes de subir al tren.

La Cancillería informó de que Brasil ya había manifestado su "choque y perplejidad" por el caso en la entrevista que el ministro brasileño de Exteriores, Celso Amorim, tuvo el 25 de julio con su homólogo británico, Jack Straw.

"En consecuencia de este entrevista y de otros contactos con autoridades británicas, el gobierno brasileño enviará a Londres el próximo 22 de agosto una delegación" para que realice un seguimiento de las investigaciones.

La delegación brasileña estará compuesta por el subprocurador general de la República, Wagner Gonzalvez, y el director adjunto del Departamento de Cooperación Jurídica Internacional del Ministerio de Justicia, Marcio Pereira Pinto García.