¡Buen Aniversario! Partido Revolucionario Dominicano

Por Margie Jover Rizik miércoles 4 de julio, 2012

El Partido Revolucionario Dominicano, PRD, es la resultante de las ansias libertarias de los dominicanos exiliados por la Tiranía del General Rafael Leónidas Trujillo Molina. El 21 de enero del 1939, en la Villa de El Cano, Marianao, la Habana, Cuba, se dieron cita en la residencia del Dr. Virgilio Maynardi Reyna, para su fundación como partido, el Dr. Juan Isidro Jiménez Grullón, Prof. Juan Bosch, Lucas Pichardo, caído en la invasión de Maimón y Estero Hondo, el Dr. Enrique Cotubanama Henríquez y Ángel Molían.

El 21 de noviembre del año 1941, debuta como partido político a nivel internacional, una comisión de altos dirigentes asisten al Primer Congreso Ordinario de la Confederación de Trabajadores de América Latina (C.T.A.L), celebrado en Ciudad México. El gran líder mejicano Vicente Lombardo Toledano, desde este fórum democrático, libertario y solidario con los pueblos del mundo, convoca a toda la diáspora del exilio dominicano a unirse en el PRD, como instrumento de liberación del pueblo dominicano.

Debemos resaltar para que no se pierda en los anales de la historia, que la resolución no. 10, de este Congreso, resoluto:

1°.- Recomendar a todos los trabajadores de América ejercer una denuncia constante del sometimiento y la explotación que son víctimas los trabajadores y el pueblo dominicano.

2°.- Recomendar a todas las filiales de la C.T.A.L., ofrecer todo su apoyo y respaldo a los trabajadores y al pueblo dominicano en su lucha por restaurar la democracia en la República Dominicana.

Son estas las razones del origen de la vocación internacionalista del PRD y sus líderes preclaros como fueron el Profesor Juan Bosch y el Dr. José Francisco Peña Gómez, emulados por dirigentes contemporáneos que contravienen debilidades y desviaciones propias de la miseria partidista, que se engendra en ciertas coyunturas fatídicas para la institucionalidad del partido.

Un rosario de seccionales del PRD, (trece), se fundaron rápidamente en toda América, tomando la connotación de fenómeno político de masas, estructurado bajo la premisa revolucionaria y exigencia impostergable de Democracia, Libertad y Justicia Social para el pueblo dominicano.

El primer Secretario General del PRD, en el exilio por muchos años fue el Dr. Juan Isidro Jiménez Grullón, prominente intelectual dominicano, escritor, historiador, médico y politólogo, quien en su libro “La República Dominicana”, publicado en el 12 de agosto de 1940, nos aporta una copiosa información sobre los orígenes del PRD, su esencia como organización oposicionista cuya misión fundamental era la liquidación de la tiranía trujillista, y enrumbar la sociedad dominicana por los senderos de emancipación libertaria, bienestar colectivo y unidad nacional.

La resistencia al régimen que con puño de hierro, aprisionaba nuestra media isla, se hizo manifiesta por el Partido de la Esperanza Nacional, participando activamente en todos los movimientos organizados para derrocar al tirano, como fueron las dos invasiones preparadas desde el exilio con la ayuda de gobiernos solidarios con la causa del PRD. En el año 1949 la de Cayo Confites. Siendo de las acciones punitivas más importante la invasión en junio del año 1959, Constanza, Estero Hondo y Maimón. Por ser la antesala del fin de la llamada “Era de Trujillo”.

El 30 de mayo del 1960, se consumó el tiranicidio que puso fin a la dictadura más larga y sangrienta de América, 31 años de régimen Trujillista, se inician de inmediato las gestiones para que el Partido Revolucionario Dominicano, haga su presencia en el escenario nacional, y efectivamente el 5 de julio del año 1961, por el aeropuerto de Punta Caucedo, llegaron Don Ángel Miolan, Ramón A. Castillo y Nicolás Silfa.

Es importante consignar que los comisionados procedían de San Juan Puerto Rico, abordaron un vuelo de PANAM, en el aeropuerto Isla Verde, les acompañaron los periodistas Bienvenido Ortiz Otero y Teodoro Torres de la redacción de el Mundo de San Juan y Sam Herter de la revista Times de New York. Fueron recibidos por el historiador Don Emilio Rodríguez Demorizi, quien era Secretario de Educación y fue encargado por el Presidente Joaquín Balaguer para el recibimiento. Dándole las garantías de que sus vidas no corrían peligro y contaban con la protección del gobierno dominicano. A la vez que de manera muy amable le invitó a abordar el carro oficial, los comisionados no aceptaron y decidieron hacerlo en carro público, ante la mirada de una cantidad impresionante de personas y bajo el flash de las cámaras de los reporteros de todos los medios nacionales e internacionales.

El 7 de julio del 1961, el pueblo dominicano fue convocado al primer mitin político nacional por el PRD, el Parque Colón fue el escenario de aquel primer encuentro, el local del PRD estaba ubicado en la calle el Conde no. 13, justo frente al Parque Colón. Eran los primeros sorbos políticos partidistas que recibía el pueblo dominicano después de más de tres décadas, que estuvo suprimida la libertad y la democracia en el país.

Hace medio siglo que el PRD ganó sus primeras elecciones presidenciales y nacionales en el país, el 20 de diciembre del año 1962, con el Prof. Juan Emilio Bosch y Gaviño como candidato presidencial, gano abrumadoramente al Movimiento Político, Unión Cívica Nacional, tomando posesión el 27 de febrero del 1963, instalando el gobierno más democrático y de la constitución más progresista que haya existido en nuestro país. Siete meses después de su instalación la oligarquía nacional, el poder imperial, sectores de la iglesia y un sector retrogrado de las fuerzas armadas dominicanos, pusieron a este ensayo democrático, iniciándose gobiernos de factos que trajeron como consecuencia la llamada Guerra de Abril del 1965, la cual buscaba la vuelta a la constitucionalidad.

El prolifero escritor novelista y cuentista, Prof. Juan Bosch, fue el líder histórico del PRD desde la década del 40 cuando renuncia el Dr. Juan Isidro Jiménez Grullón, a su vez Bosch también renuncia del partido en el año 1973, forma el PLD, asumiendo el liderazgo absoluto el Dr. José Francisco Peña Gómez, que lo conduce al poder en el año 1978 llevando como candidato presidencial al demócrata Don Antonio Guzmán Fernández.

En el año 1982 vuelve al poder con el jurista santiagués Dr. Salvador Jorge Blanco, perdiendo las elecciones en el 1986 con el Lic. Jacobo Majluta como candidato presidencial. Se produce otro ruptura en el tejido del PRD, los dos líderes principales el Dr. Peña Gómez constituye el Bloque Institucional Social Demócrata, y Jacobo Majluta Azar, forma el Partido Revolucionario Institucional, razones por las cuales en las elecciones del año 1990 el PRD, queda rezagado a un tercer lugar detrás del Partido Reformista Social Cristiano y el Partido de la Liberación Dominicana.

Bajo la egida del liderazgo absoluto del Dr. José Francisco Peña Gómez, reconstruye la maquinaria partidaria y en el año 1994 conforma la alianza más grande hasta entonces, el Acuerdo de Santo Domingo, constituido por un abanico de partidos que van desde conservadores hasta centro izquierdista, en esas elecciones hubo lo que han llamado un empate técnico, quedándose el Dr. Balaguer en el poder, Peña rechazó hacer dos años de gobierno y prefirió solicitar reformas constitucionales entre las que figuran la doble vuelta electoral, la doble nacionalidad y acortar el periodo de gobierno del Dr. Balaguer a dos años.

Se produce una hecatombe para el PRD, fallece el Dr. Peña Gómez el 10 de mayo del año 1998, creándose un vacio en el liderazgo, lo que llaman interregno. Se produce la victoria abrumadoramente en las elecciones de medio término del 1998 del PRD y en las elecciones presidenciales del año 2000, con el Ing. Agrónomo Hipólito Mejía a la cabeza. Este hombre de conducta pragmática su gobierno tuvo que enfrentar la crisis bancaria más grande que registre la República Dominicana, por lo que perdió las elecciones del año 2004 en un intento de reelegirse para un nuevo periodo, para lo que había modificado la Constitución de la República.

En las últimas dos elecciones celebradas en el país, el partido del jacho ha sido el más votado, en las elecciones del 2010 obtuvo más votos a nivel nacional que su rival el PLD, sin embargo, de manera insólita, por primera vez en su historia no tiene representación senatorial.

Ahora en las elecciones presidencial y vicepresidencial de mayo del 2012, el PRD aumentó sus caudales de votos, superando al Partido de la Liberación Dominicana, que disminuyó porcentualmente de manera sensible, no obstante en un escenario electoral muy sui generis, en la que bipolaridad, sin una tercera fuerza política, hizo lo que la diferencia para la victoria electoral la aportaran la minoría aliada al PLD.

Entonces, preguntamos qué está sucediendo que el PRD, crece y sigue creciendo, a la vez que pierde y sigue perdiendo?

La diferencia para la victoria electoral en un escenario de mayoría absoluta, no la define el voto mayoritario nacional, sino una franja muy vulnerable sujeta a las trapisondas de compra de conciencia, ya sea comprando el partidito con todo y dueño, o comprando el derecho a la abstención de los votantes no comprometidos electoralmente con un partido determinado y su candidato.

Este escenario hace necesariamente que en la República Dominicana su congreso y el ejecutivo sea dirigido de manera absoluta por un partido en minoría, el PLD es un partido minoritario y sus partidos aliados son trazas electorales, aunque la sumatoria de los mismos constituyan un universo mayor, que el Partido Blanco, que es el mayor a nivel nacional.

Este nuevo aniversario sorprende al PRD en medio de una crisis orgánica, en la que existe la sospecha que el Presidente del PRD, Ing. Miguel Vargas Maldonado, por esas pasiones propias del ego humano, no apoyó el candidato de su partido, dando espacio a las dudas sobre su integridad ética como político. Es lacerante esta realidad, aunque no creo que fuese el origen de la derrota, la cual hay que buscarla entre las perversidades permisibles en un país que carece de un ley de partidos políticos. El clientelismo, las instituciones electorales dominadas por un partido, el presupuesto nacional aplicado de manera brutal en contra del adversario. La política social del gobierno a través de sus tarjetas solidaridad, bono luz, bono gas, y la espada de Damocles al empresariado nacional a través del cobro de impuestos de manera salvaje a los que apoyen al contrario.

Me parece que el Presidente Fernández, le hizo al PRD, lo mismo que hizo un señor que entro a un templo donde habían dos ciegos, y les dijo en voz alta, tenga ciego esos cien pesos para los dos, continuo caminado y no dio nada a ninguno, entonces los dos ciegos se pelaban sin poder saber la realidad del engaño.

Hipólito y Miguel, el pasado no tiene remedio, el futuro no le corresponde a nadie, el presente es la realidad que tenemos que vivir, por lo que le insto a que nombren una comisión negociadora que regente en calidad de fideicomisarios el proceso de renovación, readecuación política las estructuras del partido, que cada quien aporte sus caudales de simpatizantes, militantes y dirigentes, para hacer un padrón blindado que no pueda ser vulnerado en una convención.

Hipólito y Miguel, no es posible defraudar a mas de dos millones de ciudadanos que votaron por el PRD, esperando un cambio, si no se logró la victoria por lo menos el Partido tiene que erigirse en una oposición firme, decidida, sin tratativas, ni pactos en busca de raciones para la boa, tengamos la dignidad suficiente por respeto a la militancia y simpatizantes del partido.

Buen aniversario, aunque no hay motivos para celebrar, sin tenemos motivos suficientes para sentirnos orgullosos de los aportes a la democracia y libertad que hemos dado al país, desde aquel memorable 5 de julio del año 1961.

El autor es Miembro del Comité Ejecutivo Nacional del PRD, Subsecretario Nacional de Asuntos Internacionales, Ex Presidente Fundador de la Seccional de Madrid, España.