Bush afirma que unos 30.000 iraquíes han muerto desde el inicio de la guerra

Por lunes 12 de diciembre, 2005

Filadelfia (EEUU), 12 dic (EFE).- El presidente de EEUU, George W. Bush, cifró hoy en alrededor de 30.000 las víctimas mortales iraquíes desde el inicio de la guerra en Irak, en marzo de 2003. Bush mencionó por primera vez en un discurso el número de bajas iraquíes, a las que hay que sumar los alrededor de 2.140 soldados estadounidenses que también perdieron la vida en la contienda.

En su tercer discurso en los últimos días sobre la guerra contra el terrorismo y la situación del conflicto iraquí, Bush reveló esa cifra en el turno de preguntas y respuestas que, también por primera vez, planteó el presidente al público que siguió su intervención.

"Diría que, más o menos, unos 30.000 iraquíes han muerto" y "nosotros hemos perdido alrededor de 2.140 de nuestros soldados en Irak", precisó.

Bush centró gran parte de intervención en la fase política de su "estrategia para la victoria" en Irak y, concretamente, en las elecciones legislativas iraquíes previstas para este jueves.

"No serán perfectas" pero ninguna nación hizo una transición a la democracia sin afrontar retos importantes y difíciles, prosiguió.

"El año 2005 será recordado como un momento crucial en la historia de Irak, en la historia de Oriente Medio y en la historia de la democracia", añadió Bush.

El presidente explicó que había elegido Filadelfia para hablar del proceso democrático en Irak porque fue la ciudad en la que nació y se firmó la Constitución estadounidense el 17 de septiembre de 1787.

Su objetivo ahora es ayudar al pueblo iraquí a construir su propia democracia porque así, añadió, "ganaremos un aliado en la guerra contra el terror".

Bush aprovechó la ocasión para reiterar que EEUU seguirá en Irak hasta lograr una "victoria completa" contra los terroristas, tras lo cual "nuestras tropas volverán a casa con el honor que se merecen". EFE