Bush aprueba estatua de líder negra Rosa Parks en Capitolio

Por jueves 1 de diciembre, 2005

Washington, 1 dic (EFE).- El presidente de EEUU, George W. Bush, aprobó hoy que se erija una estatua de Rosa Parks, la mujer negra que, con su coraje, desencadenó el fin de las leyes de segregación racial en EEUU, en una sala del Capitolio.

Esta iniciativa se ha adoptado en el 50 aniversario del acto de desobediencia civil que realizó Rosa Parks al negarse a ceder su asiento a un blanco en un autobús de Montgomery, en el estado de Alabama, una acción pacífica pero que entonces era ilegal y que le costó su detención y una multa.

Parks, que falleció el pasado 24 de octubre a los 92 años, será la primera mujer negra en tener una efigie en la sala de estatuas del Capitolio, donde los estados tienen tallas de sus figuras más representativas.

En una ceremonia celebrada en el ala este de la Casa Blanca, Bush recordó a Parks por "poner en marcha un movimiento nacional a favor de la igualdad y la libertad".

"Finalmente el movimiento de derechos civiles lograría convencer al Congreso que aprobara leyes generales que tenían que ver con el derecho a votar y la discriminación en lugares públicos, así como con el segregacionismo en los colegios", añadió el presidente estadounidense.

El 5 de diciembre de 1955, Parks, entonces una costurera de 42 años, desafió las leyes de segregación promulgadas después de la Guerra Civil estadounidense (1861-1865) que limitaban los sitios y servicios que podían usar los negros.

Cuando un hombre blanco le dijo a Parks que le dejara su asiento en el autobús, la mujer se negó a moverse, y por ello fue detenida, enviada a la cárcel y multada con catorce dólares. Parks era miembro activo de la Asociación Nacional para el Progreso de la Gente de Color (NAACP).

Su detención desató un boicot de 381 días contra el sistema de transporte público, organizado por un pastor baptista entonces poco conocido, Martin Luther King, quien ganaría el premio Nobel de la Paz en 1964 por su labor en favor de los derechos civiles.

El desafío pacífico de las leyes injustas, con riesgo personal por parte de Parks, y la elección de la desobediencia civil como táctica por parte de King confirieron al movimiento pro derechos civiles en EEUU un fervor religioso y una altura moral que conmovieron al mundo. EFE