Bush declara emergencia en 5 estados

Por miércoles 7 de septiembre, 2005

Washington,(EFE).- El Gobierno del presidente de Estados Unidos, George W. Bush, declaró ayer en emergencia a cinco estados para ayudarles a financiar la reubicación de miles de personas desplazadas por el huracán "Katrina".

El portavoz de la Casa Blanca, Scott McClellan, señaló que la medida incluye a los estados de Michigan, Illinois, Oregon, Washington y Nuevo México, así como al Distrito de Columbia, donde se encuentra la capital del país.

A comienzos de esta semana el presidente Bush declaró en emergencia al estado de Texas, que hasta ahora ha sido el que ha recibido el mayor número de desplazados del huracán que arrasó el lunes de la semana pasada a Luisiana, Misisipi y Alabama.

Encuentran cadáveres en asilo ancianos

Nueva Orleans (EEUU), (EFE). Entre 25 y 30 cadáveres han sido encontrados en un asilo de ancianos en la zona de St. Bernard Parish, en las afueras de Nueva Orleans, informó ayer la cadena de televisión CNN, que no dio más detalles.

Hasta este momento el número de muertes en Nueva Orleans confirmadas por las autoridades asciende a 71, pero se teme que los cadáveres se cuenten por miles cuando termine la limpieza de la ciudad.

Ayer mismo, el diario "Times Picayune" de Nueva Orleans, que desde la tragedia del huracán "Katrina" opera sólo por internet, informó de que se habían localizado "decenas de cadáveres" almacenados en un frigorífico en el Centro de Convenciones de la ciudad, donde estuvieron refugiados durante días miles de personas.

"Katrina" impactará en déficit 2006

Washington, (EFE).- El gasto para hacer frente a las consecuencias del huracán "Katrina" tendrá un impacto negativo en el déficit presupuestario del año fiscal 2006, admitió ayer el director de la Oficina de Presupuestos de la Casa Blanca, Josh Bolten.

El presidente de EEUU, George W. Bush, ha pedido al Congreso una partida extraordinaria de 51.800 millones de dólares para ayuda inmediata a los damnificados por el huracán, que se sumarán a otros 10.500 millones de dólares aprobados la semana pasada.