Bush rehúsa aplicar cuotas a la importación de cañerías chinas

Por viernes 30 de diciembre, 2005

Crawford (EEUU), 30 dic (EFE).- El presidente de EEUU ha rechazado una solicitud de la industria siderúrgica local de aplicar cuotas a la importación de cañerías de acero de China, se informó oficialmente hoy. En una declaración emitida en su rancho de Crawford (Texas), donde se encuentra por el feriado de Año Nuevo, Bush dijo que el costo que involucraría la aplicación de cuotas sería mucho mayor que los beneficios que podría suponer para la industria local.

Añadió que la medida tampoco tendría buenos resultados porque las importaciones siderúrgicas de otros países ocuparían el lugar de esos productos.

"Si otros países cubren ese espacio, (la medida) no proporcionaría ningún beneficio concreto para las empresas estadounidenses", indicó.

Grupos sindicales y los fabricantes habían pedido la aplicación de cuotas debido a que, según afirmaban, el ingreso de esos productos utilizados en la construcción ha desequilibrado el mercado local.

La decisión del presidente Bush fue criticada por Tom Conway, vicepresidente del Sindicatos de Trabajadores Siderúrgicos.

"El presidente Bush ha elegido apoyar a China por encima de los intereses estadounidenses. ¿Cuántas fuentes de trabajo sacrificará el liderazgo republicano sin mostrar firmeza?", preguntó.

Un grupo de legisladores demócratas encabezado por el representante Alan Mollohan manifestó hace dos semanas que la Comisión Internacional de Comercio señaló en octubre que esas importaciones han alterado el mercado.

Las importaciones ha aumentado en 257.000 toneladas entre 2002 y 2004, "lo cual ha causado ya más de 400 despidos y amenaza el futuro de las compañías", señaló.