Bush rinde homenaje a familias militares para acallar protestas

Por miércoles 24 de agosto, 2005

Washington, 24 ago (EFE).- El presidente de EEUU, George W. Bush, rindió hoy homenaje a las familias de los militares que cumplen su misión en Irak, en un intento más de contrarrestar protestas como la liderada por Cindy Sheehan, conocida como la "madre pacifista".

"Las familias están con EEUU y EEUU agradece el servicio y sacrificio de sus familias de militares", dijo Bush ante una audiencia plagada de soldados y sus familiares en la localidad de Nampa (Idaho).

Tras subrayar que "hay pocas cosas en la vida más difíciles que enviar a la guerra a un ser querido", Bush puso como ejemplo el caso de una madre de Idaho, presente entre sus oyentes, que vivió esa situación en seis ocasiones.

Se trata de Tammy Pruett, una mujer con cuatro hijos destinados ahora mismo en Irak, y con un quinto hijo y su marido que ya cumplieron su misión en ese país.

"EEUU vive en libertad gracias a familias como la de los Pruetts", aseguró Bush, quien tampoco escatimó elogios a la Guardia Nacional de Idaho y a los 1.700 integrantes de este cuerpo que están destinados en Irak.

Aunque en ningún momento mencionó el caso de Cindy Sheedan, madre de un soldado muerto en Irak y organizadora de una protesta contra la guerra ante el rancho del presidente en Crawford (Texas), Bush quiso dejar claro hoy que no todos los familiares de las víctimas piensan como ella.

Sheehan, que tuvo que abandonar el campamento que ella misma montó para reclamar la retirada inmediata de las tropas estadounidenses de Irak, debido a que su madre sufrió un derrame cerebral, confirmó hoy su intención de regresar y seguir protestando hasta tener un cara a cara con Bush.

El presidente dijo en varias ocasiones que entiende la posición de Sheenan y que respeta su derecho a protestar, pero dio a entender que no piensa cambiar su agenda para escucharla, aunque hoy mismo se ha entrevistado con muchos otros familiares de soldados fallecidos en Irak y Afganistán.

La iniciativa de Sheehan ha calado entre los pacifistas de todo el país, que han puesto en marcha una gira con eslóganes como el de "Muerte no es apoyo" y que, en algunos lugares, han tenido algún encontronazo con contramanifestantes a favor del presidente y de su estrategia en Irak.

Algunos de los familiares de víctimas anunciaron hoy su intención de mantener su protesta después de que Bush concluya sus vacaciones y regrese a Washington, y de seguirle por todo el país hasta crear un movimiento nacional en contra de la guerra similar al que se produjo en los años 60 y 70 con relación al conflicto de Vietnam.

El presidente ha emprendido también su propia campaña para hacer frente a las protestas y a su caída de popularidad entre los ciudadanos estadounidenses que, según las últimas encuestas, están cada vez más decepcionados y más críticos con la gestión del Gobierno estadounidense en Irak.

Bush ha interrumpido sus vacaciones para realizar una minigira de tres días, que concluye hoy en Idaho y que también le ha llevado a Salt Lake City (Utah), durante la que ha realizado dos discursos ante militares y sus familiares, y también una comparecencia pública desde el hotel en el que pasaba una jornada de descanso centrada casi exclusivamente en Irak.

En todas sus intervenciones, el mensaje ha sido el mismo, es decir, que EEUU seguirá en Irak hasta que considere concluida su misión, que la retirada de tropas no es una opción y que se están produciendo avances en ese país pese a las actuales dificultades relacionadas con la futura Constitución.

"Completaremos nuestro trabajo en Afganistán e Irak", dijo hoy.

Y por si quedaba alguna duda añadió: "mientras sea presidente, vamos a quedarnos, luchar y ganar contra el terrorismo".

Según Bush, "una retirada sólo envalentonaría a los terroristas y allanaría el terreno para más ataques contra EEUU y las naciones libres".

Una vez más citó también los atentados del 11 de septiembre y reiteró que, después de esa fatídica fecha tomó una decisión: "EEUU no esperará a que le ataquen de nuevo. Lucharemos contra las amenazas emergentes antes de que se materialicen". EFE