Calero, Scutaro y Loaiza no están sorprendidos con el 2-0

Por miércoles 4 de octubre, 2006

Minneapolis (EEUU), 4 oct (EFE).- El relevista puertorriqueño Kiko Calero, junto con el paracorto venezolano marco Scutaro y el abridor mexicano Estaban Loaiza se mostraron felices, pero no sorprendidos, por el triunfo de 5-2 que lograron en el segundo partido de la serie de división ante los Mellizos de Minnesota.

Tampoco por el 2-0 que tiene ahora su equipo, que por primera vez desde la temporada de 1990 puede conseguir el pase a la Serie de Campeonato de la Liga Americana después de haber perdido cinco series consecutivas.

"Todo el equipo llegó mentalizado a Minneapolis para hacer bien las cosas y sin ningún tipo de presión", comentó Calero, que sacó tres "outs" decisivos en el sexto episodio después que a su compañero Loaiza le habían pegado dos jonrones consecutivos para empatar a 2-2 la pizarra. "Sabía lo que tenía que hacer, no ofrecerle nada a los bateadores de los Mellizos".

Calero (1-0), que se quedó con el triunfo, dijo que después de haber logrado enfriar los ánimos de los fanáticos que llenaban el Metrodome cuando concluyó la sexta entrada estaba seguro que el equipo iba a volver de nuevo a ponerse por delante en la pizarra porque el bate oportuno había respondido.

Especialmente con Scutaro, que al igual que en el primer partido, hizo su aportación para abrir el camino del triunfo cuando en el parte alta de la quinta entrada pegó doble impulsador del 1-0 y anotó el 2-0 de los Atléticos.

"Estoy contento por la manera como me están saliendo las cosas y mucho más de ver como el equipo gana y regresamos a casa con un 2-0 de ensueño", comentó Scutaro. "Ahora tenemos que asegurarnos de conseguir el triunfo que nos falta para estar en la lucha por el banderín de la Liga Americana".

Scutaro, que se fue de 4-1, tiene .250 de promedio de bateo con dos carreras impulsadas y una anotación en lo que va de la serie.

Loaiza se fue sin decisión por culpa de los dos bambinazos que le pegaron en la sexta entrada Michael Cuddyer y Justin Morneau, pero hizo uno de sus mejores trabajos en las salidas que ha tenido al montículo del Metrodome.

"La verdad es que estaba lanzado una gran pelota y los dos cuadrangulares fueron pelotas que no llegaron bien colocadas a la zona del strike y le hicieron contacto", explicó Loaiza, que llegó al partido con 5.66 de promedio de carreras permitidas en el Metrodome, el campo que peor se le ha dado como profesional. "Creo que rompí un poco el maleficio".

Al igual que Calero y Scutaro, Loaiza está convencido que el equipo hizo méritos para conseguir la victoria y estar con la ventaja de 2-0.

"Nunca perdimos la concentración después que nos empataron a 2-2 y el trabajo que hicieron los relevistas fue excepcional al igual que el batazo que pegó Kotsay", explicó Loaiza. "Ahora hay que asegurar el tercer triunfo cuando el viernes disputemos en nuestro campo el tercer partido".

Los tres peloteros latinos también destacaron el bateo oportuno de Kotsay y la manera como corrió para lograr el segundo jonrón dentro del campo en la historia de los Atléticos durante la competición de otoño.

Es cierto que el jardinero central Torii Hunter no tuvo la mejor decisión cuando se tiró en picado a buscar la pelota del imparable conectado por Kotsay y se le paso, pero el jardinero central de los Mellizos corrió excepcionalmente bien para conseguir el 4-2 que iba a ser demoledor para el equipo de Minnesota.

"Llegábamos como víctimas de la serie y ahora regresamos con la ventaja de 2-0, pero no vamos a cambiar nuestra actitud en el próximo partido porque queremos seguir siendo los perdedores entre los que pronostican y ganadores en campo y resultados", agregó Loaiza.EFE