Cámara de Representantes prepara votación retirada tropas Irak

Por viernes 18 de noviembre, 2005

Washington, 18 nov (EFE).- La Cámara de Representantes de EEUU tiene previsto votar sobre una resolución que exige la retirada inmediata de las tropas estadounidenses en Irak y los republicanos confían en que será derrotada. Los republicanos, que controlan ambas cámaras del Congreso, presentaron su propia versión de una moción que presentó el jueves el legislador demócrata John Murtha, un veterano de la guerra de Vietnam, descontento con la evolución de la guerra en Irak.

El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Dennis Hastert, explicó que la resolución tiene como único propósito "asegurarnos de que apoyamos a nuestras tropas" desplazadas en Irak y Afganistán.

Hastert hizo esas declaraciones durante una rueda de prensa en la que señaló que la guerra en Irak forma parte de la lucha global de EEUU contra el terrorismo.

Si el Gobierno de EEUU aceptase la exigencia de Murtha, "se estarían minando nuestros esfuerzos por combatir el terrorismo", sentenció Hastert.

Pero la moción republicana fue interpretada por la oposición demócrata como "una burla" a los esfuerzos por exigir la retirada de cerca de 160.000 soldados desplazados en Irak, según dijo a EFE una fuente demócrata que pidió no ser identificada.

Murtha pidió en su resolución del jueves la retirada de las tropas de EEUU en Irak, por considerar que el Gobierno no ha presentado ni al Congreso ni al pueblo estadounidense un progreso "claro y cuantificable" hacia la estabilidad y seguridad en Irak.

La versión de los republicanos de la "resolución Murtha" es más corta y menos explicativa.

De hecho, sólo contiene el párrafo que reza: "expresamos el sentir de la Cámara de Representantes que el desplazamiento de las fuerzas estadounidenses en Irak debe terminar inmediatamente".

En el documento presentado por Murtha, el legislador demócrata de Pensilvania se quejó de que el Congreso ha aprobado ya más de 277.000 millones de dólares para las operaciones militares en Irak y Afganistán, mientras el número de bajas estadounidenses ya alcanzó los 2.079.

El martes, el Senado ya había derrotado una enmienda demócrata en la que se pedía un calendario orientativo para la retirada de las tropas, pero no fechas precisas.

La campaña militar en Irak es cada vez menos popular en Estados Unidos y recientes encuestas indican que más del 60 por ciento de los ciudadanos cree que fue un error emprenderla.

Mientras, un número creciente de personas opina que el presidente George W. Bush justificó la guerra con argumentos equivocados o falsos. EFE